Cómo escribir en cursiva al viejo estilo

Escrito por Christina Schnell ; última actualización: February 01, 2018
Al comienzo de siglo XX, la cursiva ornamental daba gracia a cada carta y recibo.

Debido al uso y accesibilidad de las computadoras, no es sorprendente que la cursiva bien escrita sea una rareza en estos días. Aunque la caligrafía ornamental existe hoy principalmente en las invitaciones de bodas y diplomas universitarios, hace un siglo, los educadores y profesionales consideraban esencial a la caligrafía cursiva elaborada para las personas de todas las edades. Los cuadernos de caligrafía, como los de Zaner y Spencer, llenaban las escuelas primarias con ejercicios escritos y métodos de enseñanza que enfatizaban la práctica continua, la motricidad fina, la postura y una concentración Zen para dominar la escritura a mano legible, agradable y estética. Aunque las instrucciones te ayudarán a comenzar a escribir al viejo estilo de cursiva, sólo los ejercicios continuos y la práctica te darán una perfecta caligrafía ornamental .

Asume una postura correcta en tu escritorio de escribir. Siéntate con tus pies plantados firmemente en el piso y la columna derecha. Descansa tus antebrazos en el escritorio. No te dobles ni encorves, ya que esto interrumpiría el fluir de tus letras.

Sostén la pluma y el papel inclinados. Inclina tu papel en diagonal hacia la izquierda mientras tomas la pluma en la mano derecha. Dobla tu mano derecha de modo que la punta de tu pluma esté en la misma dirección que el papel. Coloca tu mano izquierda en el borde del papel para mantenerlo quieto.

Conecta cada letra a la línea del renglón utilizando fórmulas numéricas para la distancia y el espaciado. Por ejemplo, cuando hagas la letra "f", el trazo ascendente debe ser del doble de largo que el trazo descendente. Sin embargo, en una letra más corta como la "e", el trazo ascendente mide dos tercios del largo vertical del trazo descendente. Practica haciendo líneas proporcionadas y letras medidas en papel con renglones angostos.

Vuelve el borde chato de tu pluma horizontalmente en el trazo ascendente de cada letra. Corregir la posición de la pluma permite movimientos fluidos y rítmicos sin doblar tu mano o pluma.

Escribe a un ritmo de dos tiempos de modo que el primer tiempo indique un trazo ascendente y el segundo uno descendente. Apoya tu mano contra tu dedo meñique para conseguir este movimiento controlado y armónico de la muñeca. El meñique actúa como un timón para tu mano mientras escribes en cursiva ornamental.

Levanta tu pluma solamente en la línea central. Limitar la separación entre pluma y papel al renglón crea letras fluidas y uniformes con un espaciado regular.

Consejos

Practica tu cursiva ornamental en un cuaderno de caligrafía o en papel rayado antes de gastar papel más caro.

No te desanimes si tu escritura parece diferente de lo que imaginabas. Una de las razones de que la cursiva ornamental es una rareza en la sociedad moderna es que dominarla requiere mucho tiempo, paciencia y práctica.

Sobre el autor

Christina Bednarz Schnell began writing full-time in 2010. Her areas of expertise include child development and behavior, medical conditions and pet health. She holds a Bachelor of Arts in international relations.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article