Cómo embotellar vino

Escrito por Contributor ; última actualización: February 01, 2018
Embotella el vino.

Una vez que el vino está fermentado y decantado (sin sedimento) a tu gusto, es hora de embotellarlo.

Si las botellas son nuevas y no han sido usadas, lávalas con agua caliente y sécalas. Si ya fueron usadas, mójalas con una solución limpiadora recomendada por una tienda para hacer vino. Después enjuágalas con agua y sécalas. Asegúrate de que queden completamente secas.

Prepara nuevos corchos remojándolos con agua durante una hora o dos, después lávalos muchas veces con agua caliente.

Prepara corchos usados enjuagándolos, hirviéndolos suavemente, después lavándolos con agua caliente. Termina con un lavado con agua fría.

Coloca las botellas abajo del contenedor de vino.

Inserta el extremo con muesca del tubo del sifón hacia el contenedor del vino. Asegúrate de que el tubo no toque el fondo del contenedor.

Succiona en el otro extremo del tubo hasta que el vino comience a fluir. Después inserta el tubo en una botella.

Llena las botellas 3/4 por debajo del corcho.

Usa una máquina para insertar los corchos en las botellas. Se pueden alquilar en tiendas de vinos.

Consejos

Practica a llenar botellas con agua antes de hacerlo con vino. Usa corchos más largos, de 5 cm (1 3/4 pulgadas), para vinos que se añejarán más de año y medio, y usa corchos más cortos, de 3 cm (1 1/4 pulgadas), para vinos que se añejarán hasta un año y medio.

Sobre el autor

This article was created by a professional writer and edited by experienced copy editors, both qualified members of the Demand Media Studios community. All articles go through an editorial process that includes subject matter guidelines, plagiarism review, fact-checking, and other steps in an effort to provide reliable information.

Créditos fotográficos

  • Wine bottle isolated image by Dmitry Rukhlenko from Fotolia.com
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article