Los efectos de los residuos radiactivos sobre las personas

Escrito por Keiron Audain ; última actualización: February 01, 2018
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La radiación es ubicua en el medio ambiente. Se produce naturalmente en el espacio y la corteza de la tierra, así como en los equipos médicos, tales como los rayos-X. La mayoría de los residuos radiactivos, sin embargo, se generan industrialmente a partir de los reactores nucleares. En los EE.UU., hay más de 70 sitios nucleares en 31 estados. Hay una gran especulación sobre los efectos de los residuos radiactivos en las personas, sobre todo en el largo plazo. El consumo humano se produce a través del agua, el aire y la cadena alimentaria, aunque principalmente en dosis bajas.

Residuos radiactivos

De las 650 millones de toneladas de residuos que se generan cada año, sólo 84.000 toneladas son radiactivas. Los residuos radiactivos se definen como materiales que contienen isótopos que emiten radiación, como el uranio, el plutonio y el radio. Éstos se llaman radionucleidos. La clasificación de residuos depende de la cantidad de radionucleidos, la duración de la radiactividad o vida media y el tipo de radiación emitida. Los residuos de larga duración contienen radionucleidos de vida media de más de 30 años. La radiación se clasifica como ionizante, la cual tiene la energía suficiente para provocar cambios atómicos o no ionizantes, que no lo hacen.

Radionucleidos en el cuerpo

Los radionucleidos entran en el cuerpo humano a través de los pulmones y el sistema digestivo, algunos absorbidos más fácil que otros. Los radionucleidos circulan por todo el cuerpo (como el cloro) o se concentran en un órgano objetivo (tales como el yodo en el hígado). Una vez dentro, los radionucleidos emiten radiación hasta su eventual deterioro o excreción. Los efectos sobre la salud que se producen dependen del nivel de la exposición, la longitud de la vida media y el tipo de radiación emitida por el radionucleido.

Efectos sobre la salud

En condiciones normales, el cuerpo repara el tejido dañado por radiación, pero la exposición a largo plazo perjudica esta capacidad. Los radionucleidos que emiten radiaciones ionizantes pueden cambiar la estructura atómica de las células y promover el crecimiento incontrolado de células, dando lugar a diversos tipos de cáncer. La exposición a corto plazo a la radiación de alto nivel posee riesgos aún mayores de cáncer. Los efectos inmediatos de la exposición de alto nivel pueden incluir fiebre, náuseas, diarrea, vómitos e incluso la muerte. La exposición a la radiación también está relacionada con defectos de nacimiento, disminución de la inmunidad y enfermedades genéticas.

Protección contra desechos radiactivos

La protección contra los efectos de los residuos radiactivos se logra mediante la limitación del tiempo de exposición y la distancia de las fuentes radiactivas. Las personas expuestas a la radiación ocupacional tienen instrucciones de llevar ropa protectora y de trabajar en instalaciones bien ventiladas. También se recomienda tener múltiples barreras entre el personal y las fuentes de radiación. Los residuos radiactivos deben almacenarse en material especializado que limite la exposición del medio ambiente.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article