Las diferencias entre los monos del viejo y del nuevo mundo

Escrito por Katy Willis ; última actualización: February 01, 2018
spider monkey image by Grigory Kubatyan from Fotolia.com

Los monos del Viejo Mundo (catarrinos) existen en las regiones tropicales y subtropicales de Asia y África, aunque el mono macaco vive en Japón. El hábitat de los monos del Nuevo Mundo (platirrinos) son las zonas tropicales y subtropicales de América del Sur y Central. Los monos del Viejo y del Nuevo Mundo son de dos ramas evolutivas distintas y aunque a primera vista su apariencia es muy similar, una inspección más cercana muestra que tienen muchas diferencias. Los monos del Viejo Mundo se dividen en dos familias diferentes, los Callitricidae, que incluyen los titíes y tamarinos y los Cebidae, que incluyen monos araña y monos aulladores. Los monos del Nuevo Mundo también se dividen en dos grupos, los Cercopithecinae, que incluyen babuinos y macacos y los Colobinae, que incluyen a los monos probóscide y colobos.

Características nasales

Anup Shah/Stockbyte/Getty Images

Los monos del Nuevo Mundo tienen narices planas (platirrinos), con la apertura de las fosas nasales hacia los lados y muy espaciadas. Los monos del Viejo Mundo tienen narices mirando hacia abajo (catarrinos), las aperturas de la nariz están más cerca entre sí y se abren hacia abajo, que es un rasgo compartido con los seres humanos.

Dientes

Anup Shah/Digital Vision/Getty Images

Los monos del Viejo Mundo tienen dos premolares, que están diseñados específicamente para afilar los caninos superiores. Los caninos de los catirrinos son grandes y muy fuertes, con un diastema (distancia entre los caninos e incisivos). Los monos del Nuevo Mundo tienen tres premolares y el último molar a menudo es mucho menor o inexistente.

Colas

Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images

El grupo Cebidae del Nuevo Mundo son los únicos monos que tienen una cola prensil (cola adaptada para agarrarse y mantenerse). Los monos del Viejo Mundo no tienen colas prensiles, pero tienen callosidades isquiáticas (almohadillas para sentarse) alrededor de la cola y la parte inferior que son gruesas y callosas, diseñadas para sostener el mono mientras se sienta para alimentarse, dormir y descansar.

Dígitos

Comstock/Stockbyte/Getty Images

Los monos del Viejo Mundo tienen pulgares oponibles rotados, similares a los seres humanos, excepto los monos colobine africanos, que tienen los pulgares reducidos o ausentes. Los monos del Nuevo Mundo tienen pulgares que están en línea con los otros dedos y utilizan el pulgar y el siguiente dígito para un agarre tipo tijera. Algunas especies de monos del Nuevo Mundo tienen una uña en el dedo gordo del pie, mientras que los monos del Viejo Mundo tienen uñas en todos los dedos.

Hábitat y alimentación

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los monos del Viejo Mundo se adaptan a una gama de hábitats más amplia que las especies del Nuevo Mundo, que en su mayoría son tropicales o semitropicales y arbóreas (en copas de los árboles). Los monos del Viejo Mundo son más terrestres y pueden pasar largos períodos en el suelo y diferentes especies viven en diferentes terrenos y climas, incluyendo selvas, montañas y flecos de sabanas. Los monos del Nuevo Mundo tienen una dieta que consiste principalmente en frutas y pequeños insectos. Se basan menos en el follaje que los monos del Viejo Mundo, que son principalmente foliovores (comedores de hojas). Las diferentes especies de monos del Viejo Mundo comen frutas, insectos, cereales y granos, así como hojas, dependiendo de la especie y el hábitat en el que vivan.