Las desventajas del empaque de metal

Escrito por Simon Fuller ; última actualización: February 01, 2018
Los ejemplos de empaques de metal incluyen latas de pintura de aluminio y latas de bebidas gaseosas.

La gama de envases metálicos va desde contenedores de galletas y latas de bebidas de aluminio a acero. El metal es útil ya que es duradero, no cuesta mucho y no es tóxico, haciéndolo muy adecuado para guardar comida. Sin embargo, este tipo de empaque también tiene unas pocas desventajas. Los problemas con el empaque de metal varían de acuerdo al tipo específico de metal utilizado.

Corrosión

Algunos tipos de empaque de metal como el acero son vulnerables por los efectos de corrosión, lo cual puede causar que el metal se deteriore. La corrosión toma lugar cuando el metal empieza a regresar a su estado original, por ejemplo: el acero se convierte de nuevo en el mineral de hierro del que vino. La corrosión causada por la oxidación es provocada cuando el metal se expone al aire y al agua. Un ejemplo de la corrosión es el óxido, el cual aparece en el empaque de acero y causa que se desprenda en escamas. El empaque de metal es típicamente cubierto en otros materiales como el cromo para evitar que se produzca la corrosión.

No pueden verse los contenidos

El empaque de metal puede mantener el contenido seguro y fresco, pero posee una desventaja de no ser transparente, y así los consumidores no pueden ver dentro del empaque para revisar los contenidos o para inspeccionar una posible compra. Esto limita el uso del empaque de metal dentro del sector minorista, ya que otros materiales de empaque, como el plástico, son mejores en algunas situaciones. Por ejemplo: el plástico utilizado para empaques de blíster para guardar clavos permite que los consumidores revisen el tamaño y el tipo de clavos que hay dentro del empaque, lo cual no podría ser posible con un empaque de metal.

Problemas de almacenamiento

La lata es utilizada a menudo para ciertos tipos de contenedores, incluyendo aquellos para galletas. Ya que el empaque de metal no se dobla o aplasta fácilmente con la mano, los contenedores son difíciles de guardar efectivamente durante y después de su uso. Por otro lado, un contenedor de papel o de plástico puede ser más sencillos de doblar o aplanar y guardar en una alacena u otra instalación de almacenamiento.

Aluminio y acidez

El aluminio es otra opción común para empaques de metal. Si bien el aluminio es impermeable a la corrosión cuando se utiliza para guardar productos de comida, tiene un problema con los alimentos ácidos como el ruibarbo y los tomates. Estas comidas son especialmente ácidas y pueden ser afectadas por el aluminio si el metal es utilizado para guardarlos. El resultado de utilizar empaque de aluminio para estos alimentos es que la comida terminará con sabor a aluminio.

Sobre el autor

Simon Fuller has been a freelance writer since 2008. His work has appeared in "Record Collector," "OPEN" and the online publication, brand-e. Fuller has a Bachelor of Arts in English literature from the University of Reading and a postgraduate diploma from the London School of Journalism.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article