Cómo dar clases de canto

Escrito por Contributor ; última actualización: February 01, 2018

Cantar es una forma de expresión muy poderosa, que se disfruta y aprecia en el mundo entero. Enseñarle a alguien a cantar es una práctica poderosa y gratificante. Una clase de canto puede tener un enfoque poco estructurado y coherente o puede ser una experiencia beneficiosa tanto para el profesor como para el alumno. El objetivo de los pasos que se mencionan a continuación es ayudarte a dar clases de canto efectivas y útiles.

Consigue un alumno para darle clases de canto. A menudo, universidades, iglesias, escuelas secundarias y tiendas de música contratan intérpretes vocales expertos para enseñar a clientes que deseen aprender el arte de cantar adecuadamente.

Ten un encuentro previo con tu alumno para interiorizarte acerca de sus objetivos y nivel de destreza antes de tener la primera clase oficial. Este encuentro resulta beneficioso ya que en él podrás asegurarte de que haya buena química entre tú y tu alumno y además te servirá para estructurar la clase.

Planifica la primera clase de canto. El objetivo es percibir el nivel de destreza del alumno. Haz tiempo para practicar ejercicios vocales y de calentamiento para ir familiarizándose con el rango y el tono.

Trata las técnicas posturales en tu primera clase. Comienza cada clase con ejercicios de postura y respiración, que deberán convertirse en actos reflejos tanto para ti como para tu alumno. Haz que tu alumno haga ejercicios de calentamiento vocal con cualquier cantidad de ejercicios vocales.

A mitad de la clase, observa cómo se va sintiendo tu alumno con su progreso. En la mitad de la clase, dedica unos veinte a veinticinco minutos a material de repertorio. Si se trata de un alumno universitario, sin duda tendrá piezas de recital. Si se trata de un alumno recreativo, elige un repertorio o representación para que practique.

Cierra la clase con algo entretenido, como una pieza que tu alumno disfrute de cantar. O dedica los últimos 5 a 10 minutos a charlar con tu alumno, para conocerlo y conocer sus objetivos como cantante.

Consejos

Las mejores clases de canto son las que logran un nuevo nivel cada clase e implican un desafío tanto para el alumno como para el profesor. Intenta que tu alumno progrese clase a clase, asignándole ejercicios vocales difíciles para que practique en casa. Antes de cada clase, busca piezas que tu alumno disfrutará. Tu alumno sabrá que estuviste pensando en él, ya que estarás continuamente intentando ampliar su repertorio. Si tu alumno no es un estudiante universitario o secundario, puede no haber demasiado tiempo para la actuación. Programa una actuación íntima en la que el alumno invite a sus amigos y familiares para que vean su progreso. Haz un recital en el estudio para que tu alumno pueda demostrar su talento.

Advertencias

Trata de estar atento a cualquier síntoma de fatiga durante la clase. Deja a disposición té con limón y agua para aquellos días en que tu alumno tenga la voz tomada o se sienta mal.

×