Cómo cultivar saccharomyces cerevisiae

Escrito por Petra Wakefield ; última actualización: February 01, 2018

La saccharomyces cerevisiae puede no sonar familiar, pero es probable que la hayas consumido muchas veces. Se la llama comúnmente "levadura de panadería" o "levadura de cerveza", dos conocidos organismo que son diferentes cepas de la saccharomyces cerevisiae. La levadura de panadería que se utiliza en el pan produce más dióxido de carbono cuando se leva, mientras que la levadura de cerveza utilizada para fermentar bebidas alcohólicas produce más alcohol, según la Universidad de Wisconsin. La saccharomyces cerevisiae también se utiliza en el estudio de la genética humana porque se reproduce de manera similar a las células humanas. Estos tipos de estudio han conducido a descubrimientos importantes para la lucha contra el cáncer, de acuerdo con la universidad mencionada.

Obtén la cepa de saccharomyces cerevisiae que necesitas para tu experimento. Si no necesitas una cepa específica, puedes cultivar levadura de panadería o levadura de cerveza que puedes comprar en un almacén.

Prepara el medio de cultivo de la saccharomyces cerevisiae midiendo el agua destilada en el frasco estéril y agregando los extractos de levadura, peptona y dextosa. Mezcla el medio de cultivo ya sea tapando la botella y sacudiéndola o utilizando una placa de agitación magnética. Coloca el medio de cultivo en el autoclave utilizando un ciclo estándar si no lo utilizarás inmediatamente.

Coloca con la pipeta aproximadamente 5 ml de medio de cultivo en cada tubo de ensayo. Utiliza una pipeta nueva y esterilizada para cada tubo.

Inocula cada tubo de ensayo con la saccharomyces cerevisiae. Utiliza un bucle de inoculación para transferir las colonias de una cepa comprada o un cultivo que ya está creciendo; quema el bucle después de cada transferencia o utiliza bucles descartables. Si utilizas levadura de panadería o de cerveza, coloca un poco de levadura del paquete en el tubo de ensayo utilizando un bucle de laboratorio estéril.

Tapa los tubos de ensayo.

Incuba los tubos de ensayo en una incubadora de agitación de 12 a 24 horas a 30 grados C. Si no tienes acceso a una incubadora de agitación, puedes incubar los tubos a temperatura ambiente y ocasionalmente sacudirlos con cuidado a mano.

Consejos

Si tienes acceso a una campana de flujo laminar, realiza la inoculación debajo de ella para reducir la contaminación.

Advertencias

Siempre sigue la técnica aséptica y los protocolos de laboratorio relevantes. Limpia apropiadamente el equipo que utilizas o deséchalo completamente.

Sobre el autor

Petra Wakefield is a writing professional whose work appears on various websites, focusing primarily on topics about science, fitness and outdoor activities. She holds a Master of Science in agricultural engineering from Texas A&M University.

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article