¿Cómo hacer células bacterianas con gelatina?

Escrito por Michelle Labbe ; última actualización: February 01, 2018
La gelatina se puede utilizar en la ciencia, así como para cocinar.

Las bacterias que crecen en la gelatina pueden servir para hacer un experimento entretenido en el laboratorio de las clases de ciencias o un proyecto divertido para una feria de ciencias. En este experimento las bacterias se formarán en la gelatina sin sabor que se colocará en platos petri. Los científicos utilizan por lo general gelatina o agar en platos petri para estudiar los cultivos bacterianos, pero la gelatina sin sabor gelatina es un buen sustituto que se puede usar en casa. La gelatina, derivada del colágeno de la piel y de los huesos de animales, proporciona un medio para que puedan crecer diferentes tipos de bacterias.

Sumerge los platos petri en agua caliente o hirviendo para esterilizarlos, si no han sido pre-esterilizados. Esto eliminará cualquier organismo que ya esté en el plato y que pueda contaminar los resultados.

Prepara la gelatina mezclándola con agua hirviendo. Necesitarás 2 tazas de agua por cada paquete de gelatina.

Vierte la mezcla de Jell-O en las placas de Petri hasta la mitad. Cubre la gelatina y déjala asentar en la nevera durante al menos cuatro horas.

Utilizando un hisopo de algodón recoge las bacterias de un cultivo pre-existente o de un lugar del cuerpo, como del interior de la boca. Pasa el hisopo a través de la superficie de la gelatina. Durante este paso, descubre y cubre la placa de Petri rápidamente para evitar que otros cultivos contaminen el experimento.

Cubre los platos petri y deja que se asienten a temperatura ambiente durante varios días hasta que los cultivos de bacterias se hagan visibles.

Consejos

Si se realiza este experimento en el aula, prepara la gelatina con anticipación para que esté lista para las muestras de las bacterias durante el tiempo de clase.

Advertencias

Mientras que se puede usar gelatina especial en lugar de la regular o el agar que usan los científicos, es más susceptible a que le crezca moho, además de las bacterias.

Si se utilizan placas de Petri no esterilizadas de plástico, no las sumerjas en agua hirviendo para esterilizarlas o las derretirás. Las placas de Petri de plástico pueden ser parcialmente esterilizadas remojándolas con agua caliente y jabón seguido de 30 minutos en una mezcla de agua y lejía.

Sobre el autor

Michelle Labbe has been writing online and for print since 2004. Her work has appeared in the online journals Reflection's Edge and Cabinet des Fées as well as in Harvard Book Store's anthology, "Michrochondria." She is pursuing a Master of Arts in publishing and writing at Emerson College.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article