Cómo crear un rojo oscuro con pintura acrílica

Escrito por Ess Loumarr ; última actualización: February 01, 2018
Un rojo profundo en acrílico se puede conseguir agregando pequeñas cantidades de pintura negra.

Mezclar pinturas acrílicas para generar nuevas opciones te permite producir una progresión unificada de color en el trabajo completado. De la misma forma que se sombrea con el lápiz para agregar profundidad, incorporar tonos más oscuros y más claros de un mismo color, así como bermellón y carmesí, agrega dimensión a las figuras sobre un lienzo. Puedes crear tonos más oscuros de rojo mezclando negro u otro color oscuro, como el azul o el verde. Para un rojo oscuro con un tono ligeramente más suave, mezcla con gris oscuro.

Preparación

Usa la rueda de colores para determinar el mejor tono de rojo con el cual comenzar si es que cuentas con una variedad para elegir. Ten en mente que el tono con el que comiences determinará el resultado luego de la mezcla. Por ejemplo, oscurecer un tono rojizo con un matiz anaranjado resultará más cercano al marrón que al negro.

Agrega la pintura roja con la que deseas empezar a la paleta. No es necesario usar una gran cantidad de pintura, pero sí que sea suficiente para preservar la mezcla de colores. Una capa delgada de pintura acrílica se secará muy rápidamente.

Usa un pincel para tomar una pequeña muestra del tono de comienzo y hacer una pincelada sobre el papel. Usarás este papel para seguir la progresión de sombras y tonos a medida que alteras el color original. También es útil como guía si necesitas reproducir el mismo tono en el futuro.

Mezclar sombras y tonos

Elige el color que quieres usar para oscurecer tu pintura. Agrega una cantidad muy pequeña de esta pintura oscura sobre el pincel y mezcla uniformemente con la pintura roja. Controlar la cantidad de pintura oscura que agregas te permite probar tantos tonos como sea posible.

Toma una pequeña muestra del nuevo tono y haz una pincelada sobre el papel, justo al lado del tono original para que sus bordes se junten. Toma muestras de los tonos que vayas logrando al oscurecer la pintura y agrégalos en el papel. Intenta agregar siempre la misma cantidad de pintura oscura al color rojo que deseas oscurecer.

Sigue agregando pintura oscura hasta que logres el tono deseado. Usa el muestrario de tonos para comparar el nuevo tono con el color original. Quizás necesites repetir el proceso con otro color de oscurecimiento para lograr el tono que deseas.

Consejos

A medida que te vuelves más experimentado en la mezcla de pinturas y en la determinación de los tonos que deseas conseguir, no siempre es necesario crear un muestrario. Sin embargo, éste puede usarse una y otra vez como guía para diferentes proyectos. La tabla de muestra te da un indicio de cuánta pintura oscura debes usar sin necesidad de realizar todo el proceso de mezclar un poco por vez.

Puedes agregar un poco de agua a la pintura si esta comienza a secarse mientras estás mezclando.

Sobre el autor

Ess Loumarr is a freelance writer from New England and has worked as a copywriter since 2008. Her short fiction has appeared in the "Spectrum Anthology" at the University of California, Santa Barbara. She received a Bachelor of Arts in English literature and composition at Columbia University, as well as prizes for playwriting and fiction.

Créditos fotográficos

  • BananaStock/BananaStock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article