Cortinas hechas de arpillera

Escrito por Daisy Cuinn ; última actualización: February 01, 2018
Photos.com/Photos.com/Getty Images

Las cortinas de arpillera son un agregado interesante para la decoración shabby chic, primitiva, country, o ecológica. La conocida tela suelta, a menudo asociada con patatas y café, tiene la reputación de ser barata, abundante y de fácil acceso. Si quieres transformar bolsas que no estés usando o planeas comprar tela por metro, es una solución sencilla para hacer cortinas.

Seleccionando la arpillera

Sean Gallup/Getty Images News/Getty Images

Hay varias maneras de conseguir arpillera para hacer cortinas, dependiendo de lo que estés buscando. La arpillera está disponible a bajo costo por rodillo en centros de jardín si quieres un estilo muy básico. Las tiendas de telas venden la arpillera en una variedad de colores, para que puedas hacer las cortinas de un color o un tono más ligero. Otra opción es comprar ​​sacos de café usados. Esta opción pone a los sacos en buen uso, y a menudo vienen impresos con textos o gráficos bastante interesantes.

Embellecimiento

Las cortinas más simples de arpillera no tienen adornos, pero la arpillera es un tejido que se lleva bien con la pintura. Evita las pinturas pesadas y gruesas como el látex, y en su lugar rocía pintura en aerosol o pintura acrílica para manualidades aplicada con una esponja. Si la pintura a mano alzada no es tu estilo, haz o compra plantillas o aplica cinta adhesiva en la arpillera para crear tus propios patrones. Otras posibilidades incluyen adornos cosidos o pegados como perlas, bordados y borlas añadidas a lo largo del borde inferior.

Trabajo sin costuras

Los trabajos sin costuras funcionan mejor cuando estás utilizando grandes trozos de arpillera que se pueden cortar a la medida exacta que necesitas. Mide tu ventana, extendiendo el resultado varias pulgadas por debajo de la ventana, o tan abajo como el suelo. El ancho debe ser de un lado hasta el punto medio de la ventana. Añade 6 pulgadas (15 cm) a cada medición, y corta la arpillera de ese tamaño. Coloca anillos en los bordes superiores de la arpillera a alrededor de 4 pulgadas (10 cm) de distancia, y recorta la parte inferior a la longitud deseada. Alternativamente, dobla los bordes de arriba hacia abajo 4 pulgadas (10 cm) y pega con pegamento caliente, haciendo una abertura transversal a lo largo de la parte superior. Empuja una barra para cortina a través de la abertura para colgar.

Trabajo cosido a máquina

Si eres bueno con una máquina de coser, cose un dobladillo en la parte superior, inferior y a los lados de la arpillera. Corta y haz 12 tiras de 10 pulgadas (25 cm) de largo por 3 pulgadas (7 cm) de ancho. Dobla cada tira por la mitad y cose los extremos a ambos lados del borde superior de las cortinas, y luego cose una puntada recta todo a lo largo. Desliza una barra para cortina a través de los bucles creados por las tiras plegadas. Para las cortinas con bolsas de café, corta las bolsas planas y ponlas en el tamaño de las mediciones de la cortina. Cose las piezas con puntadas rectas a 1/4 pulgada (6 mm) de los bordes y luego plancha las costuras. Termina como lo harías con un pedazo grande de arpillera.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article