Cómo hacer el color negro

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: March 08, 2019

A la hora de pintar es posible que tengas que hacer el color negro combinando otros porque se te acabó Aunque por siglos el ser humano se ha referido al color negro como el más oscuro de la amplia gama que ofrece la naturaleza, en realidad este es el único que no es un color. En física, el color negro se define como aquel que corresponde a la ausencia de energía lumínica en el espectro visible, es decir carente de toda claridad y color.

En la naturaleza el ejemplo más conocido es el del carbón, material que fue muy usado para hacer el color negro y trazar las primeras escenas en cuevas durante los principios de la humanidad.

El carbón continúo siendo usado para hacer el color negro y luego pasó lo mismo con el hollín de las lámparas, que mezclado con aceite, fue usado para este fin en todo tipo de arte pictórico durante siglos.

Lee también: Cómo mezclar colores primarios para crear otros

Actualmente disponemos de miles de materiales que sirven para dar color a los cuadros o superficies, como son los óleos, acuarelas, pigmentos o tintas.

Existe una amplia variedad de marcas que aseguran la máxima “oscuridad”, aunque también puedes encontrarlas en tonos ligeramente azulados, perlados, rosáceos y otros, muy útiles para ilustrar la oscuridad “levemente azulada” de una noche u otras escenas.

Sin embargo, puede ser que te encuentres en la situación de que te toque hacer el color negro tu mismo porque se te acabaron los pigmentos o tintas a la hora de dibujar un cuadro.

Esto es una tarea relativamente fácil y solo hay que entender unos sencillos conceptos sobre cómo se maneja el color y conocer un poco sobre los colores primarios, el sistema aditivo de color y el sistema sustractivo.

¿Cómo hacer el color negro en el sistema primario de colores?

El sistema primario de color se basa en el uso de los colores amarillo, azul y rojo, considerados los básicos usados por la Naturaleza.

En este caso, solo basta con mezclar partes iguales de pinturas roja, amarilla y azul para hacer el color negro. Otra opción es jugar con los colores complementarios. En este caso puedes mezclar rojo y verde, o amarillo y dorado, o si lo prefieres, azul y naranja.

Así obtendrás el negro y si pones un poquito más de un color que del otro puedes conseguir que este tenga una tonalidad leve que se ajuste más al cuadro que estás pintando.

¿Cómo hacer el color negro en el sistema aditivo de luz?

Por su parte el sistema aditivo de síntesis de color se basa en la mezcla de luz de los colores rojo, verde, y azul en diferentes proporciones para crear todos los demás. Este es el usado por ejemplo en las pantallas RGB (Red-Green-Blue) de los monitores de computadora y en las pantallas LCD y televisores modernos.

En este sistema el negro no se puede crear mezclando los colores base, sino “apagando” los pixeles de la pantalla, es decir, llevando la zona de la pantalla a una intensidad nula en luz.

Te recomendamos: Cómo crear 10 nuevos colores usando el rojo, el azul y el amarillo

El funcionamiento de un sistema RGB se basa en asignar valores entre 0 y 255 a cada pixel para que muestre un color base en un nivel de luminosidad determinado. Variando las intensidades de los tres colores se pueden crear millones de combinaciones.

Por ejemplo, el negro se mostraría ordenando a los pixeles que no muestren rojo (R=0), no muestren verde (G=0) ni tampoco muestren azul (B=0).

¿Como preparo el color negro en el sistema sustractivo?

El sistema sustractivo de color se basa en los colores cian, magenta y amarillo. En este sistema cualquier color deseado se obtiene a través de la mezcla de pigmentos, tintas o pinturas en diferentes proporciones.

Aunque no se puede conseguir un negro absoluto, si se pueden mezclar colores muy cercanos mezclando los tres colores primarios.

Pasos para mezclar y hacer el color negro

Sea que estés usando pigmentos, tintes, acuarelas o cualquier otra sustancia, la técnica será similar para mezclarlos y obtener el negro.

1. Prepara el contenedor o papel donde mezclarás los colores, colocándolo sobre una superficie firme y plana.

2. Ten preparados los crayones o tubos de pintura para trabajar sin pérdida de tiempo cuando comiences la mezcla.

3. Vierte o chorrea la pintura dentro de la taza o la paleta con la que estás trabajando. Si estás mezclando con crayones, escoge tu primer color y frótalo en el papel.

4. Agrega una cantidad igual del siguiente color en la taza o en el papel. Mézclalos bien.

5. Agrega el color final, también en una cantidad igual. Asegúrate de mezclar la sustancia completamente y habrás conseguido el color negro.

×