Cómo cargar un imán

Escrito por Joshua Duvauchelle ; última actualización: February 01, 2018

Los imanes son objetos que producen un campo magnético de diversos grados de fuerza, y que atraen o repelen objetos de metal y otros imanes. Con el tiempo, un imán puede comenzar a perder su fuerza magnética. Aprende cómo cargarlo para restaurar su campo magnético.

Consigue un cargador electromagnético. Dicho cargador se fabrica a partir de una base de hierro y bobinas de metal que producen un campo magnético eléctricamente inducido, capaz de transferir energía magnética a imanes inertes. Los cargadores prefabricados, así como un equipo para ensamblar tu propio cargador magnético, pueden conseguirse en muchas tiendas de artesanías y herramientas.

Envuelve las bobinas del cargador con tiras de papel y conecta el cable entre ellas para comenzar a inducir un campo magnético.

Coloca el imán que deseas cargar encima de las bobinas del cargador electromagnético. Asegúrate de que los polos del imán estén orientados en la dirección opuesta a los polos del cargador; el polo sur del imán debe colocarse sobre el polo norte del cargador.

Deja el imán en el cargador por 60 segundos. Durante este tiempo, abre y cierra cuatro veces el interruptor de contacto que se encuentra entre las bobinas, por un período de cuatro segundos cada vez.

Quita el imán inmediatamente y desconecta el interruptor de las bobinas. Comienza a utilizar el imán y recárgalo cada vez que veas que la fuerza magnética se debilita.