Características de un buen cuestionario

Escrito por Neil Kokemuller ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los cuestionarios son una herramienta de investigación común y barata usada por las empresas para obtener una retro-alimentación de los consumidores o clientes. Para que los cuestionarios obtengan resultados relevantes, precisos y útiles, hay que diseñarlos de tal manera que permita una retro-alimentación honesta y respuestas que sean fáciles de medir e interpretar.

Demografía

Los cuestionarios suelen comenzar con preguntas sobre las características demográficas del encuestado. Aunque esta parte del cuestionario puede estar al final, muchos prefieren colocarla al principio, ya que ofrece un comienzo fácil para el encuestado. También debes evitar pedir ciertos datos, como los ingresos, que no son relevantes para los objetivos de la investigación. Los datos demográficos básicos, como el género, la edad y el origen étnico, son comunes para las comparaciones estadísticas.

Preguntas claras

Las preguntas que son difíciles de entender y responder pueden producir resultados engañosos en tu investigación. Si los encuestados están confundidos con tus preguntas, probablemente se precipitarán o seleccionarán una respuesta que no reflejará tu pregunta. Las preguntas deben tener un significado claro y frases concisas para facilitar la lectura e interpretación, así como la intención inequívoca que no permite una interpretación errónea o confusión.

Sin preguntas inductivas

Una pregunta inductiva es aquella que, con o sin intención, guía al encuestado a una respuesta. Los cuestionarios deben proporcionar una respuesta justa y honesta. Por ejemplo, la pregunta "¿Estás contento con el resultado de la actividad de A?" es mucho más inductiva que "¿Cómo te sientes en cuanto a los resultados de la actividad A?", con respuestas que van desde "contento" hasta "triste". El segundo formato de preguntas no proporciona ninguna dirección específica, mientras que la primera hace referencia a la sensación de "contento" en la pregunta.

LImita las respuestas

Las preguntas que requieren que los encuestados consideren demasiadas alternativas pueden causar frustración o confusión. Si puedes obtener información útil y confiable ofreciendo tres alternativas por pregunta, es preferible que lo hagas así en lugar de ofrecer cinco alternativas. Los encuestados son más capaces de considerar una respuesta a tres alternativas. De todos modos, ofrece el número de opciones que necesitas para obtener las respuestas más útiles y precisas en lo posible.