Cómo armar el solitario original

Escrito por Bryan Roberts ; última actualización: February 01, 2018
NA/PhotoObjects.net/Getty Images

El solitario es un juego de cartas relativamente simple que ha existido durante cientos de años. El juego requiere una intensa concentración en algunos momentos y en otros parece engañosamente fácil. El juego consiste en un solo jugador que apila naipes en forma numérica hasta que todos se han agrupado por barajas. A pesar de las diversas complejidades del solitario, es muy fácil de armar.

Saca los comodines de tu mazo.

Revuelve el mazo.

Pon una carta mirando hacia arriba sobre la mesa.

Apila dos cartas a la derecha de la primera. Una carta debe estar mirando hacia abajo y la otra hacia arriba, sobre ella.

Apila tres cartas a la derecha de las dos. Dos cartas deben estar apiladas mirando hacia abajo y una hacia arriba, encima de las otras.

Reparte cuatro naipes a la derecha de los tres. Tres cartas deben estar apiladas mirando hacia abajo y una mirando hacia arriba sobre ellas.

Haz un montón de cinco cartas. Cuatro de ellas deben estar mirando hacia abajo y una debe estar mirando hacia arriba sobre el montón.

A continuación reparte seis cartas. Cinco de ellas deben estar apiladas mirando hacia abajo y una debe estar mirando hacia arriba sobre ellas.

Apila siete cartas a la derecha de las seis. Seis de ellas deben estar mirando hacia abajo y una debe estar mirando hacia arriba sobre ellas.

Pon los naipes restantes mirando hacia abajo en un grupo propio, justo sobre tu primera carta mirando hacia arriba a la derecha. Ahora tu juego de solitario está listo para empezar.