15 paradojas simples que te dejarán perplejo

Escrito por Celina Abud ; última actualización: February 01, 2018

Overview

Se llaman "paradojas" a esos eventos particulares que desafían el sentido común y la lógica. Bajo estos dos últimos preceptos, los humanos tendemos a tomar decisiones, pero existen situaciones que los desafían. Algunas de ellas aparecen en concursos televisivos o por ser tan atrayentes como increíbles, son citadas en series como "Los Simpsons". Aquí, 15 de las más increíbles.

IvelinRadkov/iStock/Getty Images

El huevo o la gallina

Este dilema proviene de la frase “¿Qué está primero, el huevo o la gallina?”, ya que las gallinas ponen huevos y de ellos vienen los pollos. La expresión ambigua llevó a los filósofos antiguos a cuestionar cómo se originó la vida y el universo. Por ejemplo, para Aristóteles, la primera en existir fue la gallina, mientras que para el científico contemporáneo Stephen Hawking, el huevo llegó antes.

gpointstudio/iStock/Getty Images

Gato de Schrödinger

El experimento de Schrödinger involucra una caja opaca con tres elementos en su interior: un felino vivo, una botella con gas venenoso y un aparato con una partícula radioactiva que tiene un 50% de chances desintegrarse. Si lo hace, la botella liberará el gas y matará al gato. Si no se desintegra, la mascota vivirá. La paradoja radica en que de acuerdo al sentido común, el gato estará vivo o muerto pero no podremos saberlo hasta abrir la caja. Según las leyes de la física cuántica, el gato está vivo y muerto a la vez hasta que se lo compruebe.

Zemfira/iStock/Getty Images

Paradoja de Pinocho

¿Alguna vez se preguntaron qué pasaría si este célebre personaje de cuento dijera “ahora me va a crecer la nariz”? Tal vez crecería por estar mintiendo, pero si esto sucede, la frase pronunciada sería verdadera. Entonces, al ser real lo que dijo, no tendría por qué crecerle la nariz.

kaspiic/iStock/Getty Images

La cinta de Moebius

Esta figura sencilla es muy usada en el ámbito de las matemáticas, precisamente en la geometría y la topología. Lo que hace a esta cinta paradójica es que tiene una sola cara y un solo borde, lo que la convierte en algo parecido a un objeto imposible, pero obviamente posible. Esta banda también se usa para simbolizar lo eterno.

Zoonar RF/Zoonar/Getty Images

Paradoja del abuelo

Si un individuo pudiera viajar al pasado y tras retroceder varios años matara a su abuelo antes de que éste tuviera descendencia, el viajero no habría nacido ya que su abuelo no hubiera tenido hijos que a la vez lo tuvieran a él. Así, esta persona no podría viajar en el tiempo para terminar con la vida de su pariente. La citada paradoja fue usada en películas como “Terminator”.

pictureimpressions/iStock/Getty Images

Paradoja del cumpleaños

Según esta paradoja, perteneciente al campo de las matemáticas y más precisamente de las estadísticas, en un cumpleaños al que asisten 23 personas existe un 50 por ciento de chances de que al menos dos individuos hayan nacido en un mismo día. Si a la misma fiesta acuden 50 invitados, las chances de que dos asistentes compartan fecha de cumpleaños asciende al 97%.

egal/iStock/Getty Images

El teorema de los infinitos monos

Parece increíble, pero este teorema postula que si un número infinito de monos escribiera a máquina por un período infinito de tiempo terminarían por narrar las obras completas de Shakespeare. Este dicho se ha vuelto tan popular que hasta incluso fue citado por Los Simpsons.

razihusin/iStock/Getty Images

La paradoja de Monty Hall

También es llamada la paradoja de las tres puertas y pertenece al campo de la estadística. Parte desde un concurso televisivo en donde hay tres puertas cerradas. Detrás de una de ellas hay un coche y tras las otras dos hay cabras. Luego de que el participante haga su elección, pero antes de comprobar que haya acertado, el conductor abre una de las puertas no elegidas donde hay una cabra y le propondrá cambiar su opción. En contraposición al sentido común, esta paradoja postula que el concursante tiene más opciones de ganar si cambia su elección original.

zentilia/iStock/Getty Images

El dilema del prisionero

La policía arresta a dos sospechosos sin pruebas suficientes para condenarlos. Se los separa en dos celdas y se les propone el mismo trato: si uno de ellos confiesa y su cómplice no, se condenará 10 años al cómplice y se liberará al delator; si ambos lo hacen, se condenarán a seis años cada uno; si ninguno asume el delito, sólo podrán apresarlos por seis meses por cargos menores. Según el experimento las dos personas no cooperarán, incluso aunque esto ayude a los intereses de dos los.

angelo gilardelli/iStock/Getty Images

El hotel infinito de Hilbert

Dos dueños de un hotel gigante quisieron garantizar que siempre tendrán una habitación disponible para un cliente más y, como su hospedaje de un millón de habitaciones no alcanzaba esta expectativa, decidieron construir uno con cuartos infinitos. Pero al terminarlo, se toparon con el mismo problema al llegar un visitante extra. Idearon la solución: alojar a los clientes con la condición de que si llega uno nuevo, tienen que abandonar su cuarto e irse a la habitación siguiente. Así, el nuevo visitante se hospedaría en la habitación uno. Como el hospedaje tiene un número infinito de cuartos, no habría última habitación.

moodboard/moodboard/Getty Images

Paradoja de la serpiente

La palabra griega uróboro representa a un animal que se come su propia cola y de ese modo forma un círculo. Si ese animal es una serpiente, empieza a comerse su cola y termina por tragarse todo su cuerpo, ¿dónde estaría el reptil? Es paradójico notar que la serpiente está dentro de su propio estómago, pero a la vez sigue comiéndose a sí misma.

Jieophoto/iStock/Getty Images

La paradoja de los gemelos

También llamada “paradoja de los relojes”, este experimento predica que si un gemelo viaja en una nave a la velocidad de la luz a una estrella, mientras que el otro se queda en la Tierra, cuando el viajero regrese será más joven que el que se quedo. Esto ocurre porque el tiempo del gemelo de la nave va más despacio que el de la Tierra, de acuerdo con la dilatación del tiempo.

badmanproduction/iStock/Getty Images

El cuadrado perdido

Muy usada en geometría, esta paradoja se basa en reordenar los elementos del triángulo que muestra la imagen. Para sorpresa de muchos, al reacomodar las mismas piezas sobra un pequeño espacio cuadrado. Pero sólo se trata de una ilusión óptica.

emezeta.com

Paradoja del cuervo

Parte de la teoría de que "todos los cuervos son negros". Si examinamos a un millón de ellos y comprobamos que todos comparten color, se afianzaría este postulado. Pero, de acuerdo con la lógica, la afirmación "todos los cuervos son negros" es equivalente a la afirmación "todas las cosas no-negras son no-cuervos". Por ende, si observamos una manzana roja, que es una cosa no-negra y un no-cuervo deberíamos, por el principio de inducción, incrementar nuestra confianza en la creencia de que todos los cuervos son negros.

sjallenphotography/iStock/Getty Images

Paradoja sorites

Se trata de una paradoja que surge cuando las personas utilizan el sentido común sobre conceptos vagos. Un ejemplo es cuando se preguntan “¿ En qué momento un montón de arena deja de serlo cuando se van quitando sus granos?” Fue usada por el escritor Samuel Beckett en algunas de sus piezas teatrales, entre ellas, “Los días felices”.

Related: Profecías absurdas que no sabes

catolla/iStock/Getty Images

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • IvelinRadkov/iStock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article