15 fantásticos proyectos de ciencias para niños

Escrito por Pablo Gowezniansky ; última actualización: February 01, 2018

Overview

¿Cuán a menudo sucede que debemos realizar proyectos de ciencias y no se nos ocurre qué hacer? Si bien la ciencia y sus ideas son ilimitadas, a veces encontrar un buen experimento nos es difícil. Aquí aprenderás proyectos muy divertidos que no sólo serán útiles para la escuela, también te gustará hacerlos en tu hogar, ya que llamarán la atención de tus padres y de tus amigos. Algunos son muy divertidos y fáciles de hacer, otros te demandarán más tiempo pero sus resultados te encantarán, y algunos experimentos incluso te servirán para regalárselos a tus seres queridos, o simplemente como juguetes para usar. La ciencia puede ser ingeniosa y divertida. Adelante, anímate a ser científico por un rato.

www.creativeclassrooms.co.nz

Temómetro casero

Hacer un temómetro es una idea práctica y divertida para complementar lo aprendido sobre este instrumento. Podrás medir la temperatura fácilmente, y hacerlo es muy sencillo. Necesitarás una botella de vidrio con tapa. Comienza efectuando en la tapa un pequeño agujero, de modo que puedas introducir una pajilla. Luego, cubre la mitad de la botella a partes iguales con agua y alcohol. Añade unas gotas de colorante rojo; en verdad puede ser de cualquier color, pero lo convencional para indicar temperatura suele ser este color. Para que no haya fugas de alcohol y la botella pueda quedar completamente sellada, utiliza plastilina para rellenar el espacio entre el agujero y la pajilla. También puedes usar goma de mascar. Ahora, si acercas la botella a un lugar caliente, o si simplemente le das fuego con un encendedor de bolsillo (ten en cuenta que la botella no se quemará debido a su contenido líquido), apreciarás cómo el líquido con colorante rojo asciende por la pajilla. De esta manera, puedes llevarlo a los distintos lugares de la casa y ver las variaciones posibles, como por ejemplo junto a la cocina. Es un experimento sencillo y práctico, sin ningún riesgo, y te divertirás haciéndolo.

https://luisahentanichan.wordpress.com/

Nube en la botella

Las nubes se forman por la evaporación del agua terrestre. El vapor se eleva, se enfría y se condensa; de esta manera se forman las nubes que vemos cotidianamente en el cielo. En este experimento aprenderás los secretos de la condensación de forma práctica y sencilla. Veamos, consigue una botella grande. Porque querrás tener una nube grande, ¿verdad? Puede ser de vidrio, pero si es de plástico todavía mejor, ya que será más fácil de manipular. Necesitarás un tapón de plástico para colocar en la parte superior de la botella. Tienes que hacerle un agujero del tamaño de la boca del inflador; un agujero que lo atraviese por completo, de lado a lado. La idea es que puedas "inflar" la botella, es decir, transmitirle aire a presión como si se tratara de una pelota de fútbol. Ahora bien, coloca un poco de alcohol en la base de la botella; no mucho, sólo una cantidad ínfima de modo que cubras toda la base de la misma. Con una altura de uno o dos centímetros bastará. Agita ligeramente la botella para evaporar un poco. Finalmente, tapa la botella con el tapón y comienza a introducirle presión usando la bomba del inflador. Lo único que deberás hacer es quitar el tapón y verás cómo todo el interior de la botella queda gaseoso, simulando una nube. ¡Ya lo tienes! Tus compañeros quedarán completamente sorprendidos.

http://www.xn--experimentosparanios-l7b.org/

Desaparecer el agua

Este es un proyecto de ciencias que hará las veces de truco de magia. ¿Quieres sorprender a tus compañeros? Quizás hasta tu maestro se rasque la cabeza preguntándose qué sucedió con el agua. Bien, comencemos. Necesitas tres vasos de agua de plástico, que no sean transparentes, y un pañal. Toma unas tijeras y corta el pañal; éste tiene unos pequeños cristales que funcionan absorbiendo líquidos. En este proyecto demostrarás lo bien que hacen su trabajo. Coloca un puñado de esos cristales en uno de los vasos. Luego, lo único que tendrás que hacer es lo siguiente. Tienes que echar poca agua en otro de los vasos; recuerda, no debe ser mucha cantidad, ya que estos pequeños cristales deben poder absorberla por completo. Lo que harás a continuación es un juego. Pasarás el agua entre los dos vasos que no contienen los cristales. Harás movimientos con los vasos y les preguntarás a tus compañeros dónde se encuentra el agua. Ellos acertarán cada vez. Finalmente, echarás el agua en el vaso que contiene los cristales. Estos la absorberán instantáneamente y se adherirán a la parte inferior del vaso, como si estuvieran pegados. Para finalizar, darás vuelta uno por uno todos los vasos y tus compañeros se quedarán mudos de asombro cuando no vean agua en ninguno de ellos. ¿Cómo lo has hecho? El poliacrilato de sodio, un polímero con una inmensa capacidad de absorción, habrá hecho su trabajo.

Pablo Gowezniansky

Botella con pulmones

En este sencillo experimento de ciencia podrás aprender, de forma gráfica, cómo funciona el aparato respiratorio. Aprenderás cómo el diafragma participa inflando los pulmones. Para comenzar necesitas una botella; a esta, con mucho cuidado, le harás un corte a la mitad con unas tijeras o un cuchillo. Necesitarás una pajilla larga y dos globos (sin inflar). Colocarás un globo en cada punta de la pajilla y para adherirlos utilizarás cinta adhesiva. Luego doblarás la pajilla a la mitad, de modo que los dos globos puedan quedar juntos y hacer de pulmones. Lo siguiente es muy simple. Introduce estos pulmones en la botella y sella la parte superior con plastilina; no debe poder entrar ni salir aire. En la abertura grande inferior, la que has abierto con la tijera, debes colocar un guante de látex. Cuando tires suavemente del guante hacia abajo verás cómo los globos se inflan. Cuando devuelvas el guante a su posición original, los globos se deshincharán. El guante representa el diafragma, que es el principal músculo que acciona la respiración. Los globos representan los pulmones. Las pajillas, la tráquea. Y la botella, la caja torácica. Con este sencillo experimento habrás simulado de forma práctica y sencilla el funcionamiento del complejo aparato respiratorio.

dinatillasysonrie.blogspot.com

El aire pesa

Este experimento es muy sencillo y tiene por finalidad demostrar una verdad física muy interesante: ¡el aire pesa! Puede resultar extraño creer que el aire, algo que en apariencia parece volar, tenga un peso y ejerza una presión sobre la tierra. Pero así es como funciona. Veamos, el procedimiento es muy simple de realizar y muy educativo. Necesitarás una percha de plástico; puede ser de otro material, pero éste se transporta más fácil. Infla dos globos. Luego, toma dos hilos de la misma extensión y átalos a cada uno de los globos. La idea es que la otra parte del hilo esté atada a cada uno de los extremos de la percha. Si lo has hecho bien, tendrás colgando de cada extremo de la percha un hilo con un globo. Como si se tratara de una balanza manual, cada globo tendría que estar pesando lo mismo y, por lo tanto, deberían estar en perfecto equilibrio. Luego debes hacer lo siguiente: toma un alfiler y pincha uno de los globos. ¿Qué sucederá? El globo inflado pesa más que aquel que ya no tiene aire, y por lo tanto éste se irá para abajo, el globo pinchado hacia arriba, y tu balanza manual quedará desequilibrada. ¿Qué habrás demostrado? ¡Que el aire pesa!

ceipprincipefelipe.net

Tallos transportadores de alimento

Este es un experimento muy fácil con el que aprenderás una verdad básica sobre las plantas. El tallo es el encargado de transportar su alimento, la savia, a través de toda la planta. Para realizar este experimento necesitarás llenar dos vasos de agua y colorear el agua de cada uno de los vasos. Puede utilizar rojo para un vaso y azul para el otro; simplemente no lo hagas de color verde, pues no lograrás el efecto deseado, ya que el resultado se mimetizará con el color de la planta. Una vez hayas hecho esto, el procedimiento es muy simple. Coloca un tallo de apio en cada uno de los vasos. Luego aguarda unos días y verás cómo las hojas de los distintos apios se han pigmentado con el color del agua. Le deberían salir manchas azules si el colorante era azul o rojo si el colorante era rojo. Esto se debe a que el tallo ha transportado el agua hacia el resto la planta.

http://dinatillasysonrie.blogspot.com.ar/

Simulador de nieve

Este simulador de nieve es muy divertido y simple de hacer. Te resultará muy entretenido y, además, se volverá un regalo maravilloso. Necesitarás un frasco de cristal; por ejemplo, puede ser uno de mermelada. Sólo procura que tenga una forma atractiva. Luego, con pegamento, adhiere el muñeco a la tapa del mismo. Lo que tienes que hacer ahora es muy sencillo. Échale purpurina al frasco, la cual será tu nieve artificial, y un chorrito de glicerina. Con agua destilada (puede ser agua mineral o simplemente puedes hervir agua y esperar a que se enfríe), llena el frasco por completo, de modo que no se formen burbujas de agua en su interior. Por último ciérralo con su tapa y ya lo tendrás. Cada vez que agites el frasco verás cómo la nieve se desparrama por encima de tu muñeco.

http://dinatillasysonrie.blogspot.com.ar/

Huevo que flota

Este experimento trata sobre densidad y nos enseñará cómo el agua salada tiene mayor densidad que el agua dulce. El agua salada genera una mayor presión hacia la superficie sobre un cuerpo sumergido y permite, por lo tanto, que éste flote. Por eso, por ejemplo, en el mar flotamos más que en un río o en una piscina. Un caso paradigmático es el Mar Muerto, donde debido a su alta proporción de sal es inevitable flotar. Veamos cómo llevamos este conocimiento a la práctica con este sencillo experimento. Utiliza una botella con tapa, y coloca agua y sal. Coloca toda la sal que puedas hasta que se sature la disolución; esto es, hasta que no puedas disolver más y la sal quede en el fondo. Agita bien la botella para que los elementos se mezclen bien y obtengas agua salada. Luego transporta el agua con sal a otro envase; por ejemplo, un tarro de mermelada o un vaso de vidrio ancho. Evita trasladar los restos de sal que han quedado en el fondo; sólo transporta el agua salada. A este procedimiento se lo conoce como decantación. A continuación prueba lo siguiente. Coloca un huevo en un vaso lleno con agua del grifo. Este inevitablemente se quedará en el fondo. Luego coloca otro huevo en el vaso que contiene el agua salada. Para sorpresa de muchos, el huevo se mantendrá flotando. Esta es la diferencia de densidad entre el agua salada y el agua dulce, y es lo que posibilita que las personas floten en el Mar Muerto.

https://eldesvandequinto.wordpress.com

La lata mágica

Este es un proyecto muy interesante que trata sobre el intercambio de energías. Con este curioso proyecto no sólo harás un gran juguete, también demostrarás que la energía cinética se transforma en energía potencial y ésta, a su vez, en energía cinética otra vez. Es decir, harás un juguete que luego de ser arrojado en una dirección, volverá hacia donde estaba por sí solo. Para empezar, necesitarás una lata con tapa. Haz un agujero en el centro de la base de la lata y otro en el centro de la tapa. Es decir, de ambos extremos de la lata deberás tener hecho unos pequeños agujeros. Luego, toma una batería vieja y átala a una goma elástica. Puedes adherirla, por ejemplo, con cinta adhesiva. Luego debes hacer lo siguiente. Pasa un extremo de la goma elástica por el agujero que está en la base de la lata. Utiliza un clip para que no se salga. Ahora harás lo mismo en la tapa de la lata. Pasarás el otro extremo de la goma elástica y te ayudarás con un clip (en la parte exterior), de modo que la goma elástica quede bien sujeta y tirante. De esta manera resultará que la batería se encontrará en el centro de la lata, siendo sostenida por una goma elástica tirante que se encuentra atada a ambos extremos de la lata. Si lo has hecho correctamente, una vez que hagas rodar la lata, la batería girará sobre la goma elástica; y una vez que la lata se detenga, al desenrollarse la goma, hará que la lata se mueva en dirección contraria. Es decir, que "mágicamente" vuelva hacia ti. Ya lo tendrás: ¡tu proyecto de lata mágica!

www.experciencia.com

Caminata sobre huevos

Lo maravilloso de este proyecto es su simpleza. Pero así y todo, tus compañeros se quedarán asombrados y querrán participar, a la vez que aprenderán la importancia de las estructuras. Porque si bien un huevo parece increíblemente frágil, su estructura semejante a un arco lo vuelve sumamente resistente. Es por eso que una gallina no lo rompe al estar sentada encima y, sin embargo, un pollito puede quebrarlo para salir de su cascarón. Para este experimento sólo necesitarás una manta para colocar en el piso (puede ser un mat de yoga, por ejemplo) y todas las cajas de huevos que quieras. Coloca la mat de yoga sobre el piso. Abre las cajas de huevos y dispérsalas sobre la mat, de modo que estén, cada una, a la extensión del paso de un niño. Previamente deberás revisar cada uno de los huevos para verificar que ninguno esté rajado. Y una vez que coloques las cajas sobre la mat o colchoneta de yoga, asegúrate de que los huevos estén todos en la misma dirección, es decir, no de costado, sino apuntando hacia arriba. Ahora simplemente camina descalzo por sobre las cajas de huevos. El secreto está en colocar el pie lo más horizontal posible, de modo que el peso quede bien repartido sobre el total de los huevos. Ayúdate con un amigo para no caerte. ¡Maravillosamente ninguno de los huevos se romperá!

http://www.housingaforest.com/

Llamarada de harina

Este proyecto de llamarada con harina tiene que ser realizado bajo la supervisión de un adulto y en exteriores. No lo hagas dentro de la escuela, sino en el patio. Es excelente para una feria de ciencias por su sencillez y por cómo llamará instantáneamente la atención de quienes estén cerca. Es tan simple que todos quedarán sorprendidos por los resultados. Para comenzar necesitarás una vela y un plato. Simplemente pega la vela sobre el plato. Luego debes tener harina en otro plato y una pajilla. Lo único que tienes que hacer es encender la vela y soplar con la pajilla la harina sobre la parte encendida de la vela. Esto formará una llamarada que atraerá la atención de cualquiera. El motivo de que esto ocurra es que el polvo de la harina es muy inflamable. Se produce una combustión generada por el contacto de la harina y el oxígeno del aire, siendo iniciada por la presencia del fuego. Las partículas de la harina se queman de forma muy veloz produciendo esta magnífica llamarada.

www.experciencia.com

Huevo de goma

Si quieres experimentar con reacciones químicas, sin dudas ésta te resultará completamente atractiva. ¿Has visto alguna vez un huevo de goma? Pues ahora lo harás. Y te divertirás apretándolo y notando esa consistencia suave que ha ganado. Es un proyecto que no lleva cocción en absoluto. Así que... ¡manos a la obra! Necesitarás dos recipientes transparentes. Uno debes cubrirlo con agua y el otro con vinagre. A continuación debes, cuidadosamente, colocar un huevo en el recipiente con agua y otro huevo, de idénticas características, en el recipiente con vinagre. Lo que ahora necesitas es paciencia y la cualidad de observación científica. Durante los siguientes dos o tres días, observa cómo la cáscara del huevo que se encuentra en el recipiente con vinagre se va deshaciendo. Además, se irán formando burbujas a su alrededor. Al tercer día quita los huevos de ambos recipientes. Aquel que estaba en agua seguirá tal como antes. El otro huevo deberás lavarlo para quitarle los restos de cáscara que puedas encontrar. Verás que su consistencia ha pasado a ser gomosa. El ácido acético del vinagre y el carbonato cálcico con el que está formado la cáscara del huevo han generado una reacción que ha disuelto la cáscara, formando dióxido de carbono en el agua, causante de las burbujas que has podido observar. No sólo eso: también notarás que ha aumentado de tamaño. Tus compañeros quedarán asombrados tocando este maravilloso huevo de goma. Incluso puedes botarlo sobre una mesa. Pero ten cuidado, si bien su resistencia es mayor, no debes arrojarlo de una altura elevada.

www.taringa.net

Globo que se infla solo

Este proyecto es muy útil para aprender lo que es una reacción química y para comprender el estado gaseoso. Además, es otro experimento interesante en el que usaremos vinagre. ¿Y quién no quiere ver, ante sus propios ojos, un globo inflándose por su propia cuenta? Es algo que no hará más que divertirnos. Veamos lo que tienes que hacer. Toma una botella de plástico y coloca en su interior unas cucharadas de vinagre. A continuación, coloca en un globo varias cucharadas de bicarbonato de sodio. Luego inserta el globo en el pico de la botella. Pero hazlo con cuidado, no dejes caer su contenido. Una vez que lo tengas bien sujeto, levántalo, de modo que el bicarbonato de sodio caiga hacia la botella. Lo que verás te sorprenderá, porque ocurrirá una efervescencia y el globo comenzará a inflarse... ¡por sí solo! ¿Qué es lo que ha ocurrido? La reacción entre un ácido, el vinagre, y una base, el bicarbonato de sodio, han producido un gas, el dióxido de carbono. Como el gas tiende a subir, lo que genera es que el globo se infle. Así que ya lo tendrás. Tu globo se inflará sin que tengas que hacer ningún esfuerzo.

http://adcpjrubio.blogspot.com.ar/

Perfume casero

Este experimento llevará un poco más de tiempo, pero los resultados te encantarán. No sólo es un muy buen proyecto de ciencia, también es un hermoso regalo para darle a tu mamá o a tu papá. Porque harás un perfume casero encantador. Utiliza hojas de una planta aromática, como el romero, la menta, el tomillo, la manzanilla, o ramitas de canela; también puede ser cáscara de limón o naranja, por ejemplo. Las opciones son muchas. Lo que tendrás que hacer es partir las hojas o la cáscara de la fruta en pedazos pequeños y colocarlas en un mortero junto con un poco de alcohol. Luego de triturarlas con el mortero, pasa el contenido a un recipiente de vidrio. Échale más alcohol. Lo que harás será macerar estas hojas o la cáscara de fruta. Deberás aguardar entre una o dos semanas. Una vez que haya pasado ese tiempo, filtra el contenido con un filtro de café, de modo que no queden restos vegetales ni trozos de cáscara de fruta, según la que haya sido tu opción. Puedes comprar unas pequeñas botellas especiales para perfumes artesanales; las venden en químicas o farmacias. Deberás añadirle agua para suavizar el perfume; de lo contrario, resultará muy fuerte. Si las vas a regalar, puedes decorar las botellitas como más te guste. Por ejemplo, haciendo una pequeña etiqueta con el nombre de la planta o la fruta que has usado. Lo divertido es que puedes ir probando cuáles aromas te gustan más. Las posibilidades son ilimitadas. ¡Anímate a intentarlo!

www.experciencia.com

Pasta de dientes casera

Este proyecto te encantará, ya que es muy fácil y rápido de hacer, y además te será muy provechoso, ya que lo utilizarás todos los días en tu boca. Es una pasta de dientes natural y única, y te encantará usarla. Veamos cómo la harás. Coloca en un bol una cucharada de sal, cuatro cucharadas de bicarbonato de sodio y tres cucharadas de peróxido de hidrógeno al 3%; éste es un producto que puedes adquirir fácilmente en farmacias. Mezcla bien estos componentes hasta que obtengas un preparado de aspecto y consistencia pastosa. Luego necesitarás hierbas aromáticas. Puede ser salvia, menta, estevia, hierbabuena, lavanda, manzanilla... tienes muchísimas opciones para elegir. Adquiere las hojas y pícalas muy finamente. Mientras más pequeño el resultado, mejor para tu pasta. Ahora lo que debes hacer es, simplemente, agregar las hierbas picadas a la pasta que tenías en el bol. ¡Y listo! Para el toque final, puedes conseguir un recipiente pequeño con tapa y echar allí el contenido. Si quieres hacer más cantidad, simplemente duplica los números de la receta. Porque seguro que te encantará hacerla y disfrutarás usándola. Si tienes dientes sensibles, te será de ayuda. Inténtalo, es una bonita forma de hacer un proyecto de ciencia, de cuidar tus dientes, y además es un excelente regalo.

experimentoscaseros6tocienciasel.blogspot.com

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • www.creativeclassrooms.co.nz
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article