11 increíbles experimentos de química para estudiantes de secundaria

Escrito por Pablo Gowezniansky ; última actualización: February 01, 2018

Overview

La química es una ciencia con un potencial inmenso. Si se aprende con actividades prácticas, puede resultar sencillamente fascinante. Eso se debe a su gran versatilidad, ya que sus posibilidades son infinitas. Aquí aprenderás a reconocer la gran utilidad práctica de la química. Algunos experimentos que leerás te serán de utilidad para tu vida diaria; por ejemplo, dentro del campo de la nutrición y de la higiene. También verás usos posibles dentro del ilusionismo, y también experimentos que son llamativos y divertidos. Hasta aprenderás cómo reciclar y reparar plástico. La exploración dentro de esta ciencia es inacabable. Anímate a transitarla, puede que termines enamorándote. Para comenzar, te presentamos 11 increíbles experimentos de química para estudiantes de secundaria

http://www.experciencia.com/

Huellas dactilares

El 1 de septiembre de 1891, Juan Vucetich, un ucraniano nacionalizado argentino, desarrolló las primeras fichas dactilares del mundo. Este procedimiento dejó asombrado al mundo, y hoy en día es una manera segura de identificar individuos en las pericias de criminalística. ¿Por qué, entonces, no rendirle un homenaje a Vucetich a la vez que elaboras un bonito experimento químico? Podrás descubrir cómo son tus huellas dactilares y las de tus amigos. Para empezar necesitarás un papel de filtro. Lo que deberás hacer es, simplemente, presionar tu dedo sobre éste, de modo que tu huella, tal como le sucede a los criminales en las escenas del crimen, quede marcada sobre el papel. ¿Ya tienes la huella? Pasa a lo siguiente. En una pequeña cápsula de porcelana echa una pequeña cantidad de yodo sódico y caliéntalo bien con un mechero bunsen de laboratorio. Comenzará a brotar vapor violeta del yodo; en ese momento debes apagar el mechero. Ahora lo que debes hacer es colocar el papel por encima, de modo que absorba los vapores. ¿Qué sucederá? En tan sólo unos instantes podrás ver tu huella digital perfectamente definida. Ya lo sabes. La criminalística y la química van de la mano, y puedes unirte al mundo de series exitosas como CSI con este simple experimento.

http://espaciociencia.com/

Fuegos de colores

Este experimento es sencillo y visualmente atractivo. Debes realizarlo con precaución, ya que encenderás fuegos de colores. Pero podrás hacerlo y llamará la atención de tus compañeros. Consigue cuatro recipientes pequeños de aluminio; por ejemplo, aquéllos que se usan para las velas miniatura. A continuación harás lo siguiente. En el primero coloca un poco de ácido bórico; en el segundo echa hilo de cobre; en el tercero coloca acetona; y en el cuarto un poco de alcohol, unas gotas de ácido bórico e hilo de cobre. Antes de pasar al siguiente paso, que consiste en encender cada uno de los recipientes, asegúrate de que no haya quedado ninguna sustancia por fuera de los contenedores y de que tengas tus manos perfectamente limpias. No debe suceder un accidente ocasionado por un descuido. Ahora sí, enciende cada uno de los contenedores. Verás que el ácido bórico se tornó en un verde intenso; el hilo de cobre en un verde menos fuerte e intermitente; el que contiene acetona en un amarillo anaranjado; y el cuarto ha tomado un color azul. Lo que ha sucedido es que el fuego altera su color debido a las distintas radiaciones electromagnéticas de cada compuesto químico. Ya lo tienes: un calor colorido que quedará encantador si le sacas fotos.

http://www.fullexperimentos.com/

Medidor de pH

El pH nos ayuda a determinar acidez o alcalinidad de una disolución. Lo interesante de este experimento es que es simple de hacer y los resultados te serán de utilidad, ya que podrían ayudarte, por ejemplo, a determinar el pH del agua de tu grifo. El procedimiento es el siguiente: toma una col lombarda, también conocida como repollo morado. Lo que debes hacer es tomar tres o cuatro hojas y picarlas finamente. Luego colócalas en un mortero con un poco de alcohol etílico y apisónalas lo más que puedas. Pasa el resultado por un colador para obtener solamente el líquido. Si quieres realizar una prueba estándar sobre distintos pH, haz lo siguiente. Coloca agua en dos tubos de ensayo. En el primero pon unas gotas de limón (un ácido); en el segundo un poco de bicarbonato de sodio (una base). Luego échale el líquido que has obtenido prensando la col lombarda. Lo que sucederá será que el agua con limón se tornó de color rojiza, mientras que el agua con bicarbonato se tornó de color verde espeso. Puedes también probar la diferencia que surge entre el agua de tu grifo y un agua mineral comprada. Mientras más ácida sea (es decir, más roja), más difícil le costará a tu cuerpo procesarla. Inténtalo, te será de mucha utilidad.

alesinchains.blogspot.com

Cristales de sulfato de cobre

Este experimento químico es muy divertido y puede interesarles a los fanáticos de la serie Breaking Bad. Porque los cristales que harás se parecerán a la metanfetamina azul característica de la serie. Sólo que no harás cantidad suficiente para llenar una bolsa. Lo que necesitas es tener 40 gramos de sulfato de cobre pentahidratado en un recipiente de plástico; puedes adquirirlo en una química. Luego debes llevar 100 ml de agua destilada a ebullición. Una vez que haya hervido, tienes que colocar el agua dentro del recipiente de plástico con el sulfato de cobre. Mezcla bien el sulfato de cobre con el agua. Ahora cuela el líquido con un papel absorbente de café para conseguir una solución saturada. Déjalo reposar en el tarro de plástico con la tapa puesta. Espera un día o el tiempo suficiente hasta que veas la formación de cristales. Lo que debes hacer ahora es valerte de tu paciencia. Tienes que apañártelas para dejar colgando los cristales utilizando un hilo muy fino (incluso un cabello bastará). Espera unos días hasta que el cristal quede bien formado. El resultado es muy atractivo e incluso puede servir para darlo como regalo.

http://www.taringa.net/

Líquido magnético

Hay ciertas cosas que aunque vayamos creciendo no dejan de sorprendernos. Una de ellas es el fuego, y ya vimos un interesante experimento con fuego de colores. Otra son los imanes. Este experimento logrará crear un asombroso líquido magnético. Procede de la siguiente manera. Debes conseguir tóner de impresora o de fotocopiadora. No necesitas más que un poco; por eso, lo mejor es ir a una tienda de computación donde recarguen impresoras y comprar sólo una porción. Ten en cuenta de que debes conseguir el tóner polvo, y no el líquido de un cartucho de impresora. Lo que harás a continuación es muy simple. Debes mezclar el polvo del tóner con el aceite común que tendrás en tu cocina; utiliza una mayor cantidad de tóner que de aceite. Lo curioso es que con este trabajo tan simple, una vez que coloques un imán cerca de esta mezcla, este fluido magnético se orientará hacia el imán. Lo que observamos con este experimento es la "materialización" de las líneas del campo magnético del imán. Podrás estar un rato divirtiéndote con este mecanismo químico tan sencillo. Porque incluso los trabajos más sencillos no dejan de asombrarnos.

eigualmc2.wordpress.com

Desaparecer el plástico

Este experimento tiene una doble funcionalidad. No sólo puede reducir el plástico a una cantidad ínfima que apenas ocupará espacio, también sirve como pegamento para objetos de plástico, ya que el resultante se adhiere fácilmente a este material. La labor es muy sencilla. Lo que debes hacer es lo siguiente. En un bol de vidrio coloca acetona. Ten cuidado al hacerlo para no volcar. Luego echa sobre la acetona el poliestireno expandido, también conocido como telgopor; es el material con el que están hechos los vasos descartables para café. Un balde repleto de este material ocupará apenas un mínimo espacio una vez que, mediante este procedimiento, se confine el gas de su interior y reduzcas considerablemente su tamaño. Luego puedes proceder a utilizar este material resultante para pegar objetos de plástico que se hayan roto. Es una forma confiable de reutilizar objetos de este material que creías que ya no podrías arreglar. No sólo es un buen experimento de química, también te será de utilidad en tu hogar. Pruébalo, es muy sencillo y su efectividad te asombrará.

http://www.experciencia.com/

Limpiar la plata

Este experimento tiene una gran utilidad práctica. Es muy común tener una cadena de plata que se ha oscurecido y necesita una buena limpieza. Ahora lo puedes llevar a cabo con un simple proyecto químico. Necesitarás colocar en una bandeja de aluminio (es importante que sea de este material) un poco de agua caliente, bicarbonato de sodio y sal. En lugar de una bandeja de aluminio, también puedes recubrir con papel aluminio una bandeja cualquiera. En esta mezcla de agua, bicarbonato y sal deberás introducir el objeto de plata (puede ser una cadena) durante unos minutos. Lo que sucede con este metal es que se oscurece debido al sulfuro de plata que se forma en la superficie, una vez que el sulfuro de hidrógeno presente en el aire reacciona con la plata. Con este proceso químico revertirás el proceso. El aluminio de la bandeja reacciona con el sulfuro de plata liberando plata, y lo que sucede es que se produce un sulfuro de aluminio que queda en la bandeja. Puedes intentarlo; es fácil de hacer y te servirá para recobrar el valor de tus objetos de plata. Con este conocimiento podrás sorprender a tu madre o a tu abuela recuperando una joya que ya daban por perdida.

hotdinnerhappyhome.blogspot.com

Cultivo de bacterias

Este experimento te servirá para medir la cantidad de bacterias en distintos lugares de tu casa. Es muy sencillo de hacer y puede servir para concientizar a tus compañeros y a ti mismo sobre la práctica de la higiene. Para comenzar necesitarás un sobre de gelatina neutra e incolora. Necesitarás cuatro placas de Petri. Asegúrate de que estén perfectamente limpias y de que tus manos también lo estén. Sigue las instrucciones de preparación de la gelatina que has comprado y echa un poco en cada placa de Petri. Una vez que esté solidificada y tengas tu superficie de cultivo de microorganismos lista, harás lo siguiente. Tienes que obtener muestras de las superficies que quieres investigar. Puede ser el teclado de la computadora, el picaporte de la puerta y el fregadero, por ejemplo. Puedes elegir qué opciones te interesan investigar en tu propia casa. Incluso puede ser sobre superficies de la escuela, si decides hacer allí tu investigación. Obtén cada muestra pasando un bastoncillo de algodón sobre la superficie que quieres inspeccionar y luego tocando con el bastoncillo la gelatina en la placa de Petri. Utiliza bastoncillos distintos para no contaminar las muestras. Tienes que dejar, para comprobar que hayas hecho bien la tarea, una muestra de control. Es decir, una de las gelatinas en la placa de Petri debería mantenerse intacta. A continuación habrás de esperar unos días para ver cómo evoluciona cada una de las muestras. Si has hecho bien el trabajo, deberías ver cómo se han formado cultivos de bacterias, de distinto grado, en cada una de las muestras. Recuerda, la muestra de control debería permanecer impoluta. Investiga las superficies que tengas ganas... ¡a ver a qué conclusión llegas! Quizás termines sorprendiéndote.

www.experciencia.com

Medir el azúcar de las bebidas

En el siglo XXI nuestros hábitos alimenticios se han vuelto un tanto golosos. Y eso se demuestra en las bebidas que consumimos: son sumamente azucaradas. A veces a un punto tal que deberíamos ponernos en guardia. Este experimento se trata de que investigues por ti mismo las distintas bebidas que consumes y puedas comparar qué cantidad de azúcar contienen. ¿Quieres hacer la prueba? Adelante, será una magnífica manera de concientizarte a ti y a tus compañeros. Además, es muy divertido. Lo que tienes que hacer es comprar las bebidas que quieres. Quizás una gaseosa, quizás un zumo de frutas envasado. Haz el experimento con tres o cuatro productos distintos. También puedes hacerlo con varias marcas de un mismo tipo de bebidas. Lo que debes hacer es simple. Tienes que colocar todo el contenido en una olla y llevarlo a ebullición. Deberías siempre colocar la misma cantidad de líquido en cada prueba, de modo que el resultado pueda ser contrastable. Una vez que lleves la bebida al punto de ebullición deberás aguardar hasta que se hierva todo su contenido de agua. Quedará un caramelo espeso que representará el contenido de azúcar. Haz esto con todas las bebidas y luego compara los resultados. Te llevarás una buena sorpresa cuando veas todo el caramelo que quedará luego de que hiervas el líquido. Adelante, es un buen ejercicio para concientizar a tu clase sobre lo que consumen a diario.

lasrecetasdemarichuylasmias.blogspot.com

La serpiente del faraón

Si te gusta el ilusionismo, esta faena química te dejará boquiabierto. Es muy divertida y la reacción dura varios minutos, poniéndose cada vez más interesante y atrapante. Porque se forma una serpiente muy curiosa. Veamos cómo lo harás. En una superficie no inflamable, como la porcelana, coloca un puñado de arena. A ésta riégala delicadamente con gasolina. La idea es formar un lecho que se encienda y se mantenga prendido. En un bol coloca partes iguales de nitrato de amonio y de azúcar, y mézclalo bien. Luego pasa ese contenido al lecho de arena. Lo que debes hacer ahora es encenderlo. Para esto, es mejor que te encuentres en un lugar bien ventilado; si es en exteriores, tanto mejor. Con un mechero debes encender esta mezcla. Llevará un tiempo hasta que la reacción comience a dar frutos, pero una vez que lo haga verás cómo se irá formando una serpiente que crecerá sin detenerse, lentamente, de forma espiralada. Lo que sucede es que el nitrato se descompone para generar monóxido de dinitrógeno, también conocido como el gas de la risa. Luego, el azúcar caramelizado por la acción del calor se infla debido al gas desprendido. Lo que se obtiene entonces es carbono inflado, y su forma recuerda la de una serpiente. Es un curioso experimento que dejará a todos expectantes hasta que finalice.

http://www.experciencia.com/

Pegamento casero

Aprender a hacer pegamento casero es útil en muchas situaciones. Si hay elecciones en la escuela, puede ser útil para pegar afiches. También pueden realizarse escritos para fechas patrias y pegarlos en la cartelera del colegio. Sea como sea, es un conocimiento práctico al que le darás uso fácilmente. Necesitarás un vaso de precipitados de 250 ml. Le echarás 125 ml de leche desnatada y 25 ml de vinagre. Luego debes calentar la mezcla suavemente y revolverla con una cuchara de madera hasta que se formen pequeños grumos. A continuación tienes que retirar el vaso de precipitados del fuego y continuar revolviendo hasta que aparezcan aún más grumos; ten cuidado cuando lo quites del fuego. Ahora debes esperar hasta que los grumos se asienten. Una vez que esto ocurra, utiliza un embudo y un papel de filtro para colarlo. Regresa el líquido al vaso de precipitados vacío y ya casi estás. Tienes que agregar 30 ml de agua y revolver. Ahora incorpora media cucharadita de bicarbonato de sodio, de modo de neutralizar el vinagre sobrante. Se formarán unas burbujas; no te preocupes, esto es común. En caso de ser necesario, puedes agregar más bicarbonato hasta que no se formen más burbujas. Revuelve un poco más y ya lo tienes: ¡tu pegamento casero! ¿Qué es lo que ha sucedido? Pues la caseína, que es la proteína de la leche, se ha cuajado por efecto de la acidez del vinagre y del calentamiento, y se ha formado una pasta que es a la vez un pegamento magnífico. Con este conocimiento podrás preparar pegamento en casi cualquier situación, ya que sólo necesitas elementos muy fáciles de conseguir.

www.oni.escuelas.edu.ar

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • http://www.experciencia.com/
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article