×

¿Cuál es la relación entre la fracturación hidráulica, los socavones y los terremotos?

Escrito por Gabriel Lizardo ; última actualización: August 08, 2018

Previo al 2009, la mayoría de los terremotos en los EE. UU. habían ocurrido en California. Pero desde 2009, los pueblos y ciudades de todo el centro y el este de los Estados Unidos vieron un aumento dramático en la actividad sísmica, los terremotos y los socavones. El programa de peligros sísmicos del Servicio Geológico de los Estados Unidos cita que, desde 1978 hasta 2008, las partes central y oriental de los EE. UU. experimentaron 844 terremotos de magnitud 3 y superiores. Durante el período de 2009 a 2013, esa tasa subió hasta 2.897 terremotos, un aumento del 343 por ciento, y sigue aumentando. Solo en 2014, se registraron más de 659 sismos de magnitud 3 o mayor. La pregunta que se genera es, ¿qué causó este aumento repentino de los sismos y el desarrollo de socavones? ¿Son estos terremotos naturales o artificiales?

Loading ...

El socavón que se tragó a una ciudad

En agosto de 2012, después de meses de misteriosa actividad sísmica y burbujeo desconcertante en los pantanos de Louisiana, se abrió un socavón masivo cerca de la pequeña ciudad de Bayou Corne, 77 millas (123 km) al oeste de Nueva Orleans. El socavón de 1 acre (0.4 has) comenzó tragándose arboles enteros y creció hasta 34 acres (13.7 has) en el transcurso de los próximos cuatro años. Los científicos estatales culparon a la Texas Brine Company por causar el hundimiento al perforar demasiado cerca del borde exterior del domo salino, lo que resultó en un acuerdo de US$48.1 millones con los residentes del pueblo.

¿Sismos reales o creados por el hombre?

Para analizar el problema, el Servicio Geológico de los Estados Unidos comenzó a establecer estaciones temporales de monitoreo sísmico en toda la región. Esto permite a los científicos del departamento indicar ubicaciones sísmicas más precisas para determinar si existe una relación entre la minería, la fracturación hidráulica y las inyecciones de aguas residuales con los terremotos inducidos por el hombre. Los resultados fueron tan reveladores que en 2016, el Servicio Geológico de los Estados Unidos lanzó su primer modelo de terremoto inducido que incorporó los riesgos de terremotos tanto naturales como provocados por el hombre.

Riesgos de la fragmentación hidráulica y la inyección de aguas residuales

El Servicio Geológico de los Estados Unidos minimiza los efectos de la fragmentación hidráulica y en su lugar indica que la mayoría de los terremotos provocados por el hombre son el resultado de la inyección a la Tierra de aguas residuales derivadas de las operaciones de extracción de petróleo y gas.

En las operaciones donde las actividades mineras eliminan el gas o el petróleo a través de la fragmentación hidráulica, gran parte del agua residual se inserta nuevamente en la misma área sin causar terremotos o socavones. Pero en áreas donde se perforan pozos de aguas residuales para recibir los subproductos de estas operaciones mineras, estos fluidos se insertan en áreas nunca antes perforadas, lo que provoca un aumento en la presión subterránea, lo que a menudo provoca terremotos inducidos por el hombre.

Minimizar los riesgos de los terremotos inducidos por el hombre

Un estudio realizado en septiembre de 2016 por el investigador y geofísico de la Universidad Estatal de Arizona Manoochehr Shirzaei afirma que hay formas de mitigar y reducir los terremotos causados por los seres humanos. En este estudio, los científicos compararon una región cercana a Timpson, Texas – lugar donde se produjo un sismo de magnitud 4,8 – con imágenes de radar satelital de mayo de 2007 a noviembre de 2013 y descubrieron un aumento en el área de la inyección de aguas residuales en la roca subterránea. Simulaciones computarizadas adicionales, utilizando el área en cuestión, mostraron que las aguas residuales se filtraban lejos de los sitios de inyección, lo que aumentaba la presión del agua y, finalmente, fluía a las zonas de falla de terremotos conocidas.

El aumento de la presión de los poros (la acumulación de agua en los espacios pequeños que rodean la roca subterránea) sugerido por el modelo en computadora fue suficiente para provocar sismos de 3.5 a 4.5 kilómetros debajo de la superficie de la Tierra. El estudio, publicado en la revista Science, permitió a los investigadores estimar el aumento de la presión subterránea durante la inyección de aguas residuales, permitiendo a las compañías mineras dejar de inyectar más fluidos en la Tierra antes de que la presión llegue a un estado crítico.

Regulaciones en la fragmentación hidráulica y la producción de petróleo y gas

La Agencia de Protección Ambiental y los departamentos ambientales del estado sirven como vigilantes sobre la fragmentación hidráulica, pozos de inyección de aguas residuales y operaciones de extracción de petróleo y gas. El objetivo de estas organizaciones es regular los permisos, la construcción y la operación, así como el cierre, de los pozos de inyección creados durante la fragmentación hidráulica y la producción de gas y petróleo.

Además de estas regulaciones, la Agencia de Protección Ambiental tiene la autoridad para regular la fragmentación hidráulica que utiliza combustibles diésel en el proceso. Las regulaciones sirven para proteger los recursos hídricos naturales bajo tierra. Un inconveniente: la Agencia de Protección Ambiental no regula los pozos de gas o petróleo utilizados únicamente para la producción.

Predicciones de imágenes de radar de la NASA

Justo antes del colapso del socavón de Bayou Corne en 2012, una revisión de las imágenes de radar de la NASA mostró que la región de Louisiana tenía el potencial para desarrollar un socavón. Las imágenes del área recolectada por el jet C-20A y el Radar de Apertura Sintética en Vehículo Aerotransportado de la NASA miden y detectan anomalías en la superficie de la Tierra. Cuando los investigadores de la NASA Cathleen Jones y Ron Blom – del laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena – revisaron las imágenes, se dieron cuenta de que los datos mostraban el inminente colapso del socavón de Bayou Corne un mes antes del evento. Primero el área se abultó hacia arriba en 10.2 pulgadas (25.9 cm) justo antes del colapso. El geofísico de la Universidad Estatal de Arizona Manoochehr Shirzaei usó datos similares para llegar a sus conclusiones para el área que rodea a Timpson, Texas.

Proteger a las personas y el medio ambiente

La historia y los hechos muestran que las prácticas de minería descuidadas pueden afectar o destruir la calidad del agua de un área, provocar terremotos o provocar hundimientos. Con regulaciones gubernamentales y supervisión continua, imágenes de radar avanzadas y la voluntad de las compañías mineras de cumplir con las regulaciones, las operaciones mineras no tienen por qué ser perjudiciales para el medio ambiente, las personas o sus hogares.

Este artículo fue realizado con la ayuda de sciencing.com

Loading ...
Loading ...

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Loading ...
Loading ...
Loading ...