China inaugura el ojo al cielo - El telescopio más grande del mundo

Escrito por Gabriel Lizardo ; última actualización: August 08, 2018

China dio un salto gigantesco hacia el siglo XXI cuando completó la construcción del telescopio más grande del mundo en el otoño de 2016. Una vista aérea del enorme plato se ajusta a su nombre: Tianyan, el Ojo del Cielo. China gastó 1.2 mil millones de yuanes, US$180 millones de dólares, para construir el dispositivo de escucha de alta tecnología, de los cual esperan compensar algo gracias al turismo.

Del concepto a la construcción

Concebido por primera vez en 1993, el proyecto de estudio preliminar, llamado Proyecto de innovación del conocimiento, saltó su primer obstáculo en octubre de 2001 cuando recibió el apoyo de la Academia de Ciencias de China y el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Pasarían otros seis años antes de que el proyecto recibiera la aprobación de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma en 2007 cuando ingresó en la fase de estudio de factibilidad. Poco más de un año después, el proyecto recibió luz verde y comenzó la fase de diseño inicial. La construcción comenzó en 2011 y tomó poco más de cinco años y medio construir el telescopio de alta tecnología, ahora en funcionamiento.

Más grande que Arecibo

Debido a la instalación del telescopio, en las tradicionales aldeas rurales que salpican las estribaciones de las montañas Guizhou en el suroeste de China más de 9.000 residentes fueron reubicados a partir de un radio de casi tres millas necesario para operar el equipo sin radio interferencia. Situado en la depresión Dawodang, conocida por su clima templado, drenaje de agua y roca resistente a la intemperie, el paisaje kárstico circundante crea una ubicación ideal para el telescopio porque las montañas protegen contra la interferencia de radiofrecuencia y evitan los vientos.

Casi el doble del tamaño del plato de Arecibo en Puerto Rico, el plato Tianyan de tipo esférico tiene un diámetro de 500 metros ó 1600 pies de diámetro. Esto significa que el telescopio tiene casi cinco campos de fútbol colocados de extremo a extremo (o podría contener 30 campos de fútbol). La ubicación en la depresión Dawodang permite un ángulo máximo de 40 grados, un ángulo de apertura de entre 100 y 120 grados y una superficie iluminada de 300 metros.

Características especiales

Una característica especial del telescopio permite que el reflector principal corrija las anormalidades esféricas en el suelo, necesarias para que el telescopio consiga una separación completa y una amplia banda operativa sin que los chinos tengan que instalar mecanismos complejos. Pero con sistemas de alimentación adicionales, el Ojo del Cielo podría alcanzar un ángulo cenital del sur de 60 grados, lo que extendería la cobertura del cielo más allá del centro galáctico.

Gerencia y personal

Conocido como el telescopio esférico de apertura de quinientos metros, FAST, por sus siglas en inglés, cuenta entre su personal con 71 científicos, técnicos y profesionales trabajan actualmente para el proyecto que comenzó a funcionar en septiembre de 2016. Supervisado por los Observatorios Astronómicos Nacionales de la Academia de Ciencias de China, el telescopio ya ha completado varias misiones desde su inauguración en septiembre de 2016.

Un oído hacia el cielo

Mientras que el telescopio se asemeja a un ojo, su función imita a un oído muy sensible porque escucha las ondas de radio en el espacio en lugar de captar la luz como lo hace el telescopio Hubble. Puede separar y distinguir los sonidos que escucha del fondo de ruido blanco generado por las estrellas y los púlsares en el espacio. El telescopio de espectro radioeléctrico cubre un rango de frecuencia en las bandas operativas de 70MHz a 3GHz. La cabina de alimentación móvil para el telescopio, en forma de tazón, cuelga de los cables sobre el plato y sirve como punto focal para las ondas de radio. Debido a los más de 39.000 paneles individuales que componen la superficie del plato, el telescopio puede cambiar de forma para enfocar mejor las ondas de radio. Un robot paralelo y un servomecanismo crean un sistema ajustable secundario que permite una afinación de alta precisión.

Púlsares, materia oscura y contacto alienígena

Las metas y los objetivos científicos para este telescopio altamente sensible son múltiples: búsqueda de vida alienígena avanzada – entidades que podrían estar transmitiendo ondas de radio al espacio – y mapas de partes de la Vía Láctea. Hasta el momento, algunos de los objetivos del telescopio FAST incluyen mejorar la nitidez de las imágenes en relación con el telescopio de Arecibo mediante el mapeo de:

  • Púlsares
  • Supernovas
  • Emisiones de agujero negro
  • Gas interestelar

Además de mejorar aún más lo que el telescopio de Arecibo ha encontrado, los científicos de China planean comenzar nuevas búsquedas de:

  • Primeras estrellas brillantes del espacio
  • Materia oscura
  • Nuevos púlsares galácticos e intergalácticos
  • Señales de radio de vida extraterrestre en conjunto con la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) basada en los EE.UU.
  • Hidrógeno neutro en nuestra y en otras galaxias.

Turismo: un beneficio agregado

La entrada al telescopio es gratuita, pero cuesta 50 yuan, US$7,20, para tomar un servicio de traslado en autobús al sitio y US$7,20 adicionales para visitar el museo astronómico local cercano. El objetivo es hacer del desarrollo científico más nuevo de China un punto de referencia turístico; pero si planeas visitar, programa tu visita con tiempo, ya que solo 2.000 personas por día tienen acceso al sitio para evitar interferir con las operaciones científicas.

Superando logros científicos

Con la apertura del Ojo al Cielo, China ha dado grandes pasos para superar el resto de los principales logros científicos del mundo. Con una fuerza de trabajo tecnológicamente progresiva en crecimiento, avances en múltiples disciplinas científicas y planes para visitar la luna, China actualmente cuenta con más investigadores científicos que los Estados Unidos y está gastando más que la nación europea en general en investigación y desarrollo científicos.

Este artículo fue realizado con la ayuda de sciencing.com

×