Cómo hacer tus propios guantes de arquero

Escrito por Julia Salgado ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Comprar un par de guantes de arquero puede ser caro. Las compañías fabricantes utilizan materiales cuidadosamente sintetizados y pruebas ergonómicas rigurosas para entregar sus productos adecuados, pero unos guantes efectivos de arquero pueden ser hechos en casa, por una fracción del precio. Estos están diseñados para proveer destreza y flexibilidad a medida que proporcionan el material necesario para agarrar una pelota en el aire o para atraparla en el piso. A veces, un arquero puede requerir golpearla para sacarla de su área, lo cual significa que un guante de arquero requiere agarre en la parte de atrás de éste y soporte en el área de la muñeca.

Elige un par de guantes ajustados. Deberían adaptarse perfectamente a tu mano, con poco espacio para moverse adentro y tendrían que ser lo suficientemente grandes como para cubrir tu muñeca. Mide alrededor de la circunferencia de ésta y añade 1,5 pulgadas (0,508 cm). Corta una tira de broche elástico y enrróllala alrededor de tu muñeca sobre el guante. Cuidadosamente coloca un alfiler en el broche, de manera que los extremos estén adentro de ésta.

Cose unas puntadas a lo largo de un borde del broche, dejando la última pulgada (2,54 cm) sin hilvanar. Haz lo mismo a lo largo del otro borde y retira los alfileres a medida que vayas avanzando. Deberías poder tirar de la cinta del broche y ajustar fuerte para asegurar el guante. Éste también actúa como soporte de la muñeca.

Mide la longitud de tus cuatro dedos y tu pulgar. Utiliza la mitad más una pulgada (2,54 cm) de esa medida y corta tiras de caucho de esa longitud. Estos pedazos irán en el interior de cada dedo. Retira el guante y coloca cada parte del caucho en estos, ajustando la posición hasta que estés satisfecho con el resultado. Pon un alfiler en cada lugar y luego cose alrededor del borde de cada pedazo de caucho para asegurarlo al guante, retirando los alfileres a medida que avanzas. Corta 5 trozos más de éste, iguales a los que cortaste recientemente. Gira el guante y coloca estas nuevas piezas con un alfiler en la parte trasera de los dedos de éste. Cose alrededor del borde de cada pedazo para asegurarlo. Esto proveerá mayor amortiguación cuando el arquero salga a golpear una pelota afuera de su área.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article