Cómo hacer el truco de adivinar las cartas

Escrito por Neil Murrell ; última actualización: February 01, 2018
None

La cartomagia es un pasatiempo muy popular tanto para los niños como los adultos. La gran ventaja es que puede practicarse casi en cualquier lugar con muy pocas cosas. Se trata de un arte muy diverso; un mago experimentado puede lograr una variedad de efectos sorprendentes con tan sólo un mazo de cartas. Muchos de estos efectos requieren un habilidoso juego de manos junto con técnicas avanzadas de actuación, pero también hay varios trucos con cartas que cualquier mago principiante puede realizar.

Ofrécele el mazo a tu espectador, pídele que escoja una carta y que la memorice. Dile que no te muestre la carta.

Sostén el mazo con la mano derecha y deja caer algunas cartas a la vez sobre la mano izquierda. Pídele al voluntario que te diga "detente" cuando quiera y luego que coloque su carta arriba de la pila en tu mano izquierda.

Coloca la punta de tu dedo meñique izquierdo sobre la esquina inferior derecha de la carta del espectador. Al mismo tiempo, deja caer el resto de las cartas en tu mano derecha sobre la carta elegida y acomoda el mazo. Desde el punto de vista del espectador, el mazo parecerá común y corriente. Sin embargo, desde tu perspectiva tu dedo meñique habrá dejado una pequeña marca en el mazo. La carta del voluntario está debajo del dedo.

Toma todas las cartas que estén sobre la marca y colócalas en la parte inferior del mazo. De esta manera, la carta del espectador quedará arriba de todas. Este movimiento se conoce como "pase de arriba". Para disfrazar este movimiento comienza a barajar las cartas, pero procura siempre que la carta del espectador permanezca arriba de todo. Se necesita cierta práctica para que salga bien, pero si se lo hace suavemente y acompañado de algunos golpecitos para distraer, el pase de arriba será prácticamente invisible.

Sostén el mazo verticalmente en la mano izquierda, dejando la cara de la carta del fondo a la vista del espectador. Tómalo de tal manera que los dedos de la mano izquierda envuelvan la parte de atrás del mazo. La última carta es la que eligió el espectador. Desliza la carta hacia abajo rápidamente con la mano derecha más o menos ¼ de pulgada (0,6 cm.), de modo que la parte de abajo de la carta sobresalga del resto del mazo.

Coloca tu dedo meñique izquierdo sobre la esquina inferior derecha de la carta del espectador y enrolla con gentileza ese dedo hacia adentro, más o menos una pulgada (2,54 cm.). Así, doblarás muy levemente la carta. Dile al espectador que harás que su carta salte del medio del mazo. Lleva el dedo meñique hacia el pulgar con un movimiento descendente rápido. Esto hará que la carta salte hacia arriba y fuera del mazo. Atrapa la carta con la mano derecha y devuélvesela al espectador.

Consejos

Este es un truco que requiere de un juego de manos complejo y se necesitan muchas horas de práctica para hacerlo bien. No obstante, el efecto es impresionante. Para que el impacto sea aún mayor, intenta hacer el truco lo más rápido posible.

Sobre el autor

Neil Murrell has been writing professionally since 2002. During his studies he was published in campus magazines including "The Pulse" and "The Badger." Murrell is a teacher and magician whose specialties are close-up magic and mentalism. He has a B.A. in English and media (cultural studies minor) from Sussex University.

Créditos fotográficos

  • Comstock/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article