Cómo tejer bufandas a ganchillo para niños

Escrito por Megan Carroll ; última actualización: February 01, 2018
Teje a ganchillo una bufanda de invierno que para tu hijo sea cálida y tenga sus colores favoritos.

Una bufanda gruesa mantendrá el calor de tu hijo durante invierno. Y si sabes cómo tejer las puntadas básicas a ganchillo (cadena, puntada simple y doble), podrás en unas pocas horas hacer una bufanda divertida utilizando tres de sus colores favoritos.

Un estambre de lana o una mezcla de fibras hará que la bufanda sea más cálida, pero tu hijo puede sentir que la lana le pique demasiado. Así que puedes elegir cualquier tipo de estambre de peso mediano, inclusive de algodón con acrílico. El patrón de tejido para esta bufanda, "tres colores en puntada de abanico", se encuentra en el libro de Betty Barnden "La biblia de puntadas a ganchillo" (The Crochet Stitch Bible). La bufanda terminada medirá unos 12, 7 cm)de ancho por 1,27 mt de largo.

Teje una bufanda para tu hijo

Mide tu muestra antes de empezar a hacer tu bufanda.

Haz una muestra de calibre. Si tejes 13 puntadas dobles y 8 filas con un gancho de crochet del número 1 al 9, tendrás una muestra de un cuadrado de 10x16 cm . Si éste fuera muy pequeño, prueba con un gancho de crochet de mayor tamaño. Si en cambio fuera demasiado grande, prueba con uno de menor tamaño. Sigue intentándolo hasta conseguir el calibre correcto.

Utiliza el gancho que hayas utilizado para obtener la muestra correcta.

Utiliza un gancho del 1 al 9 (o el tamaño para obtener la muestra) y con el color A teje 20 cadenas.

Usa un color A para hacer un crochet simple en la segunda cadena.

Usa el color A para tejer una puntada simple en la segunda cadena. Saltea las dos siguientes cadenas y, en la próxima, realiza cinco puntadas dobles. Al tejer éstas en una sola cadena se verán como un abanico.

Saltea las siguientes dos cadenas, haz una puntada simple en la que sigue. Procura no tejer sobre las dos que veas inmediatamente y teje cinco puntadas dobles en la cadena que veas después. Saltea las próximas dos cadenas. Realiza una puntada simple en la cadena siguiente. Cambia al color B. No cortes el hilo del color A. Da vuelta al trabajo.

Usa el color B para enlazar tres puntos.

Usa el color B para enlazar tres puntos. Haz dos puntadas dobles en el primer punto simple. Saltea las próximas dos puntadas dobles y teje una simple sobre las dos dobles; es decir, sobre el centro de las cinco puntadas en forma de "abanico". Saltea las próximas puntadas dobles y teje cinco dobles en la próxima puntada simple. Una vez más, repite estas indicaciones . Saltea las próximas dos puntadas dobles, teje una sola puntada sobre el siguiente crochet doble, no tejas sobre las próximas dos puntadas dobles y haz tres puntadas dobles en la siguiente. Cambia al color C. No cortes ni el color B, ni el A. Da vuelta a tu trabajo.

Usa el color C para enlazar un punto.

Usa el color C para enlazar un punto y hacer una puntada simple en la primera puntada doble. Saltea las próximas dos puntadas dobles. Haz cinco dobles sobre la cadena simple. Saltea las próximas dos cadenas, haz una puntada simple sobre la siguiente cadena, no tejas sobre las próximas puntadas y teje 5 puntadas dobles en la siguiente cadena. Saltea las próximas dos cadenas. Haz una puntada simple en la siguiente. Tira del color A con firmeza, pero no con fuerza porque el tejido se puede fruncir. Cambia al color A. No cortes ni el color C, ni el B. Voltea tu trabajo.

Usa el color A para enlazar tres puntos.

Usa el color A para enlazar tres puntos. Haz dos puntadas dobles en la primer puntada simple. [Saltea las próximas dos puntadas dobles, haz una simple sobre las dos dobles; es decir, teje sobre el centro de las cinco puntadas dobles que se ven como un "abanico"; saltea las próximas dos puntadas dobles y haz cinco dobles en la próxima puntada simple]. Una vez mas, repite las indicaciones que se encuentran dentro de los corchetes []. Saltea las próximas dos puntadas dobles, haz una puntada simple sobre la puntada doble, no tejas sobre las siguientes dos puntadas dobles y teje tres puntadas doble en la siguiente. Tira del color B con firmeza, pero no con fuerza porque el tejido puede fruncirse. Cambia al color B. No cortes ni el A, ni el C. Voltea tu trabajo.

Trabaja de esta manera hasta que las medidas de la bufanda sean de 50 pulgadas (1,27 mt) de largo.

Repite los pasos 5 y 6, pero cambia de color al siguiente en la secuencia (del color A, al B y luego al C) cada vez que termines cada paso. Trabaja de esta manera hasta que las medidas de la bufanda sean de 50 pulgadas (1,27 mt) de largo.

Con unas tijeras afiladas que harán un corte limpio en su hilo.

Corta el hilo del color que estés utilizando actualmente a por lo menos unos 15,24 cm de distancia. Tira de este hilo o a lo largo de la última vuelta para asegurar el extremo.

Compra un surtido de agujas para tapicería. Éstas serán útiles para los diferentes estambres.

Corta el hilo de los otros dos colores, dejando una cola de 15 cm para cada uno. Teje todos los cabos sueltos con la aguja para tapicería.

Consejos

Lleva a tu hijo a la tienda para que escoja el tipo de colores y texturas del hilo. Esto te asegurará de verdaderamente quiera usar su nueva bufanda.

Advertencias

No descuides las agujas para tapicería o las tijeras, si tienes niños pequeños o animales domésticos en tu casa. Estos objetos son afilados y pueden causar daño si no se manejan adecuadamente.

Referencias

  • "Biblia de la puntada a ganchillo" (The Crochet Stitch Bible); Betty Barnden, 2004

Sobre el autor

Megan Carroll has worked as a writer since 2008. Her work has been published in "Cincy: The Magazine for Business Professionals" and its sister magazine, "My Turn." She is a writer and Web assistant for the University of Cincinnati university relations department. She earned her Master of Arts in English, on a professional writing and editing track, from the University of Cincinnati.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article