¿Qué son los bosques densos?

Escrito por Rebecca C. Jernigan ; última actualización: February 01, 2018
Los bosques densos son el hogar de muchas especies.

Los bosques densos son ecosistemas asombrosos, llenos de especies extrañas y enormes variedades, muchas de las cuales todavía tienen que ser identificadas. Los bosques se encuentran en una amplia variedad de ubicaciones y ambientes (polar, templado y tropical). Sin embargo, estos lugares también están siendo amenazados por los cambios climáticos y la expansión de la civilización humana, por lo que es probable que nunca se descubran todos sus secretos.

Definición

Un bosque denso es un conjunto de árboles de follaje cerrado en el cual las ramas superiores y las hojas forman un techo, de tal manera que la luz apenas alcanza a penetrar en el suelo. A pesar de su proximidad, las ramas raramente se tocan directamente. La limitada cantidad de luz solar reduce la cantidad de vegetación que crece debajo y entre los árboles maduros, lo que deja al suelo mayormente libre de arbustos.

Ubiaciones

Los bosques densos pueden formarse en cualquier lugar donde haya suficientes árboles, y pueden ser de hojas caducas o coníferas. Algunos de los ejemplos más grandes se hallan en la selva tropical de Ghana y Brasil, además de las partes sureñas de la taiga (un bosque de coníferas que cubre largas porciones de Canadá, Alaska, Mongolia y Suecia).

Especies nativas

Las áreas de bosques densos de las selvas tropicales son hogar de numerosas especies que no existen en ningún otro lugar de la Tierra. Estas incluyen muchos tipos de plantas, como algunas especies de bromeliáceas, lianas y epifitas, como así también de insectos y animales. Algunas especies de aves, perezosos, lagartos y ranas nunca dejan el bosque denso y miles de especies de insectos viven solo en los árboles. Algunos científicos estiman que las especies identificadas hasta ahora son solo una pequeña porción de todas las que viven en los bosques densos.

Amenazas

Si bien muchos factores afectan a los enormes bosques de este planeta, las dos principales amenazas son la invasión humana y el calentamiento global. A medida que se expande la población humana, las personas cortan franjas más grandes de bosques para sembrar cultivos y usar la madera para diferentes propósitos. Los bosque no pueden volver a crecer lo suficientemente rápido como para reponer las secciones cortadas y así continúan disminuyendo. El efecto del calentamiento global es más evidente en los climas fríos, donde las plantas y los animales adaptados a las temperaturas no pueden lidiar con el tiempo más cálido y son forzados a dejar su hábitat o morir.

Sobre el autor

From 2006 through 2009, Rebecca Jernigan wrote and edited articles for Laurin Publishing, where she was published in "Photonics Spectra," "BioPhotonics" and "Europhotonics" magazines. She has experience in fields ranging from ophthalmology to photonics, and holds a master's degree in publishing as well as degrees in psychology, English and Spanish.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article