¿Qué es un clima semiárido?

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: March 04, 2019

Un clima semiárido es aquel donde el nivel de precipitaciones está por debajo del nivel de evaporación potencial de sus suelos pero sin llegar a ser totalmente seco. Por esta razón también se le denomina clima semidesértico, pues a diferencia de los desiertos, llega a tener algún tipo de precipitación anual.

De hecho, un desierto sería una zona que recibe menos de 25 centímetros de lluvia al año, pero en un clima semiárido podemos encontrar precipitaciones anuales por el orden de los 25 a 50 centímetros.

La clasificación climática de Köppen define a los climas semiáridos como intermedios entre los climas desérticos y los climas húmedos en base a su potencial agrícola y sus características ecológicas.

Lee también: Datos curiosos sobre el clima del desierto

Algunos biomas del planeta tienen un clima semiárido y a pesar de su bajo nivel de lluvias poseen una flora y fauna totalmente propias y adaptada a las condiciones ambientales presentes.

Aunque muchos pueden pensar que se trata de zonas extremadamente calientes, la realidad es que hay diferentes tipos de climas semiáridos que se clasifican según variables como la temperatura promedio, latitud y características diferenciales de su flora y fauna.

En general, se acepta que hay dos tipos de clima semiárido diferenciado por la temperatura predominante, los fríos y los calurosos.

¿Dónde podemos encontrar clima semiárido caliente?

Los climas semiáridos calientes se encuentran ubicados en las zonas tropicales y subtropicales del planeta, a menudo en la periferia de los desiertos allí existentes. Tienen veranos muy calurosos e inviernos templados o cálidos.

Buenos ejemplos de este tipo de clima lo encontramos en la mayor parte del interior de Australia, donde se registran altas temperaturas casi todo el año pero también hay períodos de lluvias que permiten sostener un ecosistema basado en vegetación corta y animales de mediano y pequeño tamaño.

También lo encontramos en amplias zonas del sur de África y en un área de gran tamaño que bordea el extremo sur del desierto del Sahara, la cual no llega a ser totalmente seca.

Ejemplos de clima semiárido frío

Las regiones con clima semiárido frío se ubican generalmente en las zonas templadas del planeta. Con mucha frecuencia los podemos encontrar bien dentro de los continentes, bastante lejos de cualquier cuerpo de agua.

En estos ambientes, los veranos suelen ser cálidos y secos, mientras que los inviernos son lo suficientemente fríos como para que caiga nieve.

Ejemplo de climas semiáridos fríos podemos verlos en las Grandes Planicies de América del Norte, así como amplias zonas de Mongolia y Kazajstán, en el centro de Asia.

¿Qué vegetación está presente en un clima semiárido?

Los climas semiáridos, tanto fríos como calientes, no pueden tener grandes bosques o áreas vegetales debido a que no reciben suficientes lluvias para igualar o superar el nivel de evaporación del agua que aportan las precipitaciones o las corrientes hidrológicas subterráneas.

Por esta razón, los climas semiáridos son dominados por plantas pequeñas, por lo general hierbas, arbustos y árboles pequeños poco frondosos.

De hecho, se han encontrado muchas especies de plantas en las regiones semiáridas que comparten adaptaciones con las plantas del desierto, como la presencia de ramas espinosas o cutículas cerosas para reducir la pérdida de agua por evaporación a través de sus hojas.

¿Cuál es la fauna predominante en un clima semiárido?

Solo aquellos animales adaptados a los ecosistemas de pastizales pueden sobrevivir con relativa facilidad en un clima semiárido.

Entre los ejemplos más comunes tenemos los grandes animales ungulados o de rebaño como bisontes y varios tipos de ciervos en los climas semiáridos fríos y antílopes, gacelas, cebras y otros. El canguro es un gran ejemplo de adaptación a este clima.

Te recomendamos leer: Plantas y animales del desierto australiano

La cadena alimenticia se cumple también en estas regiones y por eso también se pueden encontrar animales carroñeros y depredadores adaptados a estas zonas de baja pluviosidad.

Entre los animales presentes en los clima semi áridos calientes tenemos leones, chacales y coyotes, mientras que en los climas más fríos es posible encontrar lobos y zorros.