Cómo sacar un tornillo roto

Escrito por Cindy Quarters ; última actualización: February 01, 2018
Un tornillo roto o dañado puede ser difícil de quitar.

Cuando trabajas en un coche o un equipo en tu casa y la parte superior de un tornillo se rompe, a veces puede ser un desafío quitar la pieza. Se puede hacer y a veces mucho es más fácil de lo que se podría esperar. Siempre trata con las soluciones más fáciles primero antes de pasar a las formas más complicadas para extraerlo.

Extracción a mano

Agarra la parte superior que sobresale del tornillo con un par de pinzas de presión. El agarre debe ser muy apretado con el fin de girar un tornillo difícil. Gira en sentido contrario a las agujas del reloj. En muchos casos, el tornillo se afloja y se puede quitar.

Calienta el área que rodea el tornillo en los casos en que no se puede girar con la pinza de presión. No calientes donde el calor podría dañar el acabado o el metal que sujeta el tornillo, pero la mayor parte de las veces, esto cambia la composición del metal y te permitirá agarrar el tornillo con las pinzas de presión y girarlo mientras que el metal circundante está caliente.

Golpea un tornillo roto que no puede ser destornillado sosteniendo un punzón contra de éste y golpeándolo con un martillo. Puedes ser capaz de sacar el tornillo por el orificio o romperlo en pedazos, pero esta acción requiere extremo cuidado, ya que puedes dañar al proyecto si eres demasiado brusco.

Retirar con taladro

Lima la parte superior del tornillo hasta que esté nivelado. Necesitas hacer esto con el fin de evitar que la broca se salga de curso a medida que se profundiza en la parte atascada.

Perfora en el centro del tornillo, asegurándote de que sólo taladras la pieza y no el área circundante. Si taladras en las roscas que sujetan el tornillo puedes dañar el orificio del mismo. Un juego de brocas de izquierda es mejor para esto, para evitar que el taladro se atasque a medida que trabajas. Perfora hasta que hayas atravesado por completo el tornillo.

Haz un segundo agujero a través del que acabas de perforar. Usa una broca un poco más grande para el segundo agujero, de modo que la mayor parte del tornillo original sea quitada.

Toma las piezas restantes del perno con un palillo de dientes. Esto elimina el antiguo tornillo dejando intactas las roscas en las en la que éste estaba atornillado.

Consejos

Si las roscas están oxidadas o congeladas en su lugar, prueba con un poco de aceite penetrante y deja reposar alrededor del tornillo. Esto no es una respuesta rápida a tu problema y puede tomar varias aplicaciones y un par de semanas de espera, por eso usa esto como un último recurso.

Advertencias

Ten cuidado de no cortarte o rasparte cuando trabajes en y alrededor de maquinaria. Nunca trabajes en equipos mientras están en funcionamiento, ya que podrías sufrir lesiones graves. Siempre usa protección para los ojos al usar herramientas eléctricas o calor.

Créditos fotográficos

  • John Foxx/Stockbyte/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article