Cómo reparar el soporte de las almohadillas de nariz en un par de anteojos

Escrito por Hugh Patterson ; última actualización: February 01, 2018
Las almohadillas de nariz se desgastan con el tiempo.

Las monturas de gafas se fabrican con materiales extremadamente duraderos, pero las partes del diseño, como las almohadillas de nariz, se hacen de plástico blando. Este accesorio es el que con más frecuencia se rompe y provoca que los anteojos sean incómodos. Un optometrista puede reparar o reemplazar el soporte, pero el costo sin duda será alto. Es posible usar algunas técnicas básicas de reparación para arreglar tu par de anteojos.

Prepara el área de trabajo. Coloca una bandeja para servir la mesa. Este utensilio tiene un labio que rodea la superficie, el cual evitará que los tornillos de las gafas se caigan de la mesa. Coloca un trapo limpio de algodón blanco en la superficie de la bandeja. Deposita los anteojos sobre el paño y deja las herramientas necesarias a tu alcance.

Retira las almohadillas del soporte. En muchas gafas se sostienen con un tornillo de fijación. Éste se encuentra al lado de la montura. Usa un destornillador de joyero de tamaño estándar para aflojar los tornillos. Gíralos en sentido contrario a las manecillas del reloj, hasta que puedas retirar la almohadilla de su soporte. Sácala, tirando hacia fuera. No quites los tornillos, ya que son difíciles ver una vez que salen de sus monturas.

Limpia los soportes, ya que la transpiración provoca desechos aceitosos que se acumulan con el tiempo.

Inspecciona los soportes de las almohadilla e identifica los daños. Estos soportes están normalmente hechos de metal flexible para que puedan ajustarse y adaptarse a la nariz del usuario. Con el tiempo, se doblan y se desalinean debido a la fatiga del metal. Busca las líneas de tensión en las uniones soldadas entre la base de la montura y el marco de las gafas.

Vuelve a colocar los soportes de las almohadillas. Entre más tiempo uses tus anteojos, mayor es el grado en que se desalineará el montaje. Sujeta el eje de la montura con unos alicates de punta fina y dobla hasta que coincidan con la alineación de la montura contraria.

Limpia las monturas. La transpiración del usuario hace que, con el tiempo, la grasa y la suciedad se acumulen en los montajes y eventualmente disuelvan el pegamento de las almohadillas, las decoloren y químicamente las deterioren. Mezcla 4 cucharadas de detergente líquido para lavar platos con 16 onzas (0,47 L) de agua caliente. Humedece un bastoncillo de algodón en la mezcla jabonosa. Limpia los soportes, rozando la punta del bastoncillo a lo largo de la superficie.

Vuelve a colocar las almohadillas. Muchos kits que sirven para reparar anteojos vienen con almohadillas de repuesto. Toma la base cuadrada y coloca la almohadilla en el agujero de montaje en la parte superior de la montura. Aprieta el tornillo con un destornillador de joyero hasta que se mantenga firmemente en su lugar.

Consejos

Si el metal del soporte de montaje muestra signos de fatiga, cubre la superficie exterior con pegamento epóxico, el cual ha sido diseñado para uso con metal. Usa un cepillo pequeño para aplicarlo.

Sobre el autor

Hugh Patterson started writing poetry in 1978. He started writing fiction and non fiction in 2003. His work has appeared in "The Nervous Breakdown" magazine and a number of other literary journals. He also writes online book reviews. He studied chemistry and design at Ventura College and had a California Math and Science Teacher's Fellowship through the University of California Santa Barbara.

Créditos fotográficos

  • Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article