Cómo reparar una engrapadora

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: March 17, 2019

No hay nada más molesto que, en medio de un proyecto, tu grapadora decida no funcionar más. En muchas ocasiones, esto no se debe a que el daño sea irreparable, sino a que alguna grapa se ha quedado atascada.

Por eso, antes de alterarte y desechar esta valiosa herramienta, trata de evaluar qué es lo que ocurre con ella. Hay formas fáciles y rápidas de reparar una engrapadora, aunque no seas un experto en la materia.

Antes de reparar tu grapadora, revisa que todo esté bien

El estrés cotidiano puede jugarnos una mala pasada y hacernos pasar por alto cosas básicas que, en situaciones normales, no olvidaríamos. Por esa razón, antes de pensar que algo va mal con tu engrapadora, asegúrate de que:

  • El depósito tenga grapas
  • No tenga el seguro activado  
  • Las grapas son de la talla y tipo adecuado
  • Está conectada al tomacorriente, en caso de que sea eléctrica

Si has revisado estos puntos y aun tu grapadora no funciona, procede a examinarla para ver donde se origina el problema.

Podría interesarte: Cómo arreglar teclas de máquina de escribir trabadas

Tres formas de arreglar una grapadora

La mayoría de los problemas de las grapadoras se debe a grapas que han quedado atascadas, pero no sabrás qué causa la falla hasta tanto no revises el sistema de grapado.

Forma 1

Observa el orificio por donde sale la grapa para ver si alguna ha quedado en medio del camino. En las grapadoras de mesa o de oficina, puedes retirar la grapa sujetando la parte de metal y presionándola como cuando vas a grapar algunos documentos. A veces, el propio mecanismo dispara la grapa atascada y el problema queda resuelto.

Forma 2

Si esto no funciona, intenta abrir el depósito de grapas. Esto es ideal en el caso de las engrapadoras que se recargan por la parte superior, porque te permitirá ver en qué lugar del sistema de grapado ocurrió el atasco.

Si tu grapadora es de pistola o se recarga por la parte posterior, tendrás que ayudarte con un sujetapapeles o clip. Úsalo en el orificio de salida para encontrar la grapa que ha quedado atrapada, enderézala y trata de sacarla con ayuda de una pinza.

Forma 3

Si el problema es que no puedes abrir el compartimiento de las grapas, busca un atornillador. Con cuidado, jala el acrílico superior de la grapadora tratando de separarlo lo más que puedas del acero inoxidable. Introduce la punta del atornillador y comienza a moverlo como si fuera una palanca. Al poco tiempo, debería abrir el compartimiento.

Sigue leyendo: Cómo arreglar una engrapadora Swingline

¿Cómo evitar que tu grapadora se dañe?

Muchos de los atascos suceden por errores en el uso de la herramienta. Evítalos asegurándote de:

  • Colocarle siempre las grapas correctas. Una grapadora de grapas lisas no es compatible con las grapas corrugadas, aunque sean de la misma talla
  • No pongas tiras largas de grapas al depósito. Esto las sobrecarga y es la primera causa de atasco
  • No uses grapas que parezcan oxidadas o tengan pegamento amarillo alrededor. El óxido y los residuos de pegamento podrían ser la causa de que tu grapadora no funcione
  • Asegúrate de recargar las grapadoras adecuadamente. Muchas emiten una especie de “clic” cuando todas las piezas calzan en su lugar.
  • No fuerces el resorte. Este es el alma de tu engrapadora. Hacerlo, puede ocasionar deformaciones y te obligará a deshacerte de la herramienta

Podría interesarte: Cómo cargar grapas en una pistola engrapadora Stanley

Advertencias

  1. Nunca pongas tus ojos cerca de la grapadora ni trates de accionarla con sin gafas o disparando al aire. Trata de hacerlo siempre hacia el suelo
  2. No dejes que los niños reparen sus engrapadoras. Enséñales que siempre deben buscar la ayuda de un adulto
  3. No uses tus dedos para desatascar la grapadora. Podrías hacerte daño