Cómo hacer tu propio cubo para el hielo con flores y frutas congeladas

Escrito por Jonathan Fong ; última actualización: February 01, 2018
Un cubo de hielo hecho de hielo.

¿Estás lista para enfriar tu bebidas con estilo? Para tu próxima reunión puedes crear una hielera que estará hecha completamente de hielo. Este es un centro de mesa funcional, que tiene flores frescas y frutas congeladas en su interior. El diseño que tendrá dependerá de lo que pongas en el hielo, por lo que esta hielera puede ser un centro de mesa sensacional para una velada de verano, para un baby shower o para un cóctel de invierno. ¡Brindemos por ello!

Haz el cubo de hielo congelado

Corta las flores y las frutas.

Selecciona plantas que tengan flores mas resistentes, como las margaritas o las rosas. Aquellas que son más delicadas pueden desarmarse en el agua. Quita todos los tallos de las flores y corta las naranjas y las limas en rodajas gruesas.

Prepara la parte inferior del cubo de hielo.

La dificultad de congelar los objetos en el agua para exhibirlos reside en que tienden a flotar en la parte superior. Para asegurarte de que las flores y las frutas sean visibles a través del hielo, debes preparar el cubo en tres capas. En primer lugar debes crear la parte inferior de tu recipiente. Comienza llenando un cubo de 2 galones (7,5 l) con unas 2 pulgadas (5 cm) de agua destilada. Cuando usas este tipo de agua para hacer los cubos obtendrás un resultado más claro que con el del agua del grifo

Prepara la capa del centro.

Quita el cubo grande del refrigerador. Coloca el cubo más pequeño, de 2 ½ cuartos de galón (2,5 l) sobre la capa congelada de hielo y llénalo con rocas para que no flote. Inserta una capa de flores y de rodajas de frutas en el espacio que queda entre los dos cubos. Coloca las flores de modo que queden mirando hacia afuera. Vierte la suficiente cantidad de agua destilada en este espacio como para cubrir todos los objetos. El nivel de agua solo debe llegar hasta la mitad en esta etapa. Coloca los recipientes en el refrigerador durante varias horas o durante toda la noche.

Prepara la capa superior.

Quita el cubo del refrigerador y pon una capa final de frutas y de flores en el cubo, junto con más agua destilada. No lo llenes con agua hasta el borde, ya que esta se expande cuando se congela. Coloca los cubos en el refrigerador.

Deliza hacia afuera el cubo que se encuentra en el interior.

Cuando todo el contenido esté congelado, debes revelar la escultura de hielo. Quita las rocas del cubo que se encuentra en el interior y vierte agua fría en el mismo. Después de un par de minutos, el cubo del interior de deslizará hacia afuera.

Quita el hielo del cubo.

Coloca el cubo grande en el fregadero y dejar correr el agua fría sobre sus lados durante un par de minutos. Inclínalo hacia un lado y la hielera se desprenderá. Ten cuidado, ya que será pesada y resbaladiza.

Coloca las toallas en la fuente.

Selecciona una fuente que sea lo suficientemente grande para sujetar el cubo de hielo congelado. Coloca una o dos toallas sobre la misma para que absorba el agua a medida en que el hielo se derrite.

Rodea el cubo para hielo con más flores.

Coloca el cubo de hielo congelado sobre las toallas y adórnalo con más flores y ramas de menta. Debes colocar el cubo para el hielo en un lugar alejado de la luz solar directa. Este se mantendrá congelado durante toda la reunión.

Consejos

Para que el hielo quede aún más claro, debes hervir el agua destilada y luego enfriarla antes de verterla en el molde.

Advertencias

No uses agua caliente para separar el hielo del molde, ya que la diferencia en la temperatura puede quebrar el hielo.

Sobre el autor

Jonathan Fong is the author of three books: "Walls that Wow," "Flowers that Wow," and "Parties that Wow." He currently hosts the web series "Style With A Smile."

Créditos fotográficos

  • Jonathan Fong
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article