Propiedades del cianuro de hidrógeno

Escrito por Estefanía Mac ; última actualización: February 20, 2019

Pocas sustancias son tan tóxicas para los seres vivos como los compuestos de cianuro, el cianuro de hidrógeno no es la excepción.

El cianuro de hidrógeno se conoce también con los nombres de ácido cianhídrico, formonitrilo, metanonitrilo. Su fórmula química es HCN.

Según la base de datos abierta de química PubChem del Instituto Nacional de Biotecnología de los EEUU el cianuro de hidrógeno posee el nombre común histórico de ácido prúsico, posee estado líquido a temperaturas por debajo de los 25 grados centígrados, por arriba de 27 °C posee forma gaseosa.

El cianuro de hidrógeno gaseoso es incoloro, en su estado líquido es incoloro o azul, tiene cierto olor almendrado amargo. Ten cuidado con el cianuro de hidrógeno, ya que no solo es una sustancia muy tóxica sino también muy inflamable.

Te ofrecemos otras características y propiedades del cianuro de hidrógeno.

Te puede interesar: ¿Cuál es la diferencia entre el cianuro de sodio y el cianuro de potasio?

Algunas propiedades químicas de cianuro de hidrógeno

El cianuro de hidrógeno tiene un pH de 9,2. Esto significa que es un ácido débil y no enrojece el papel tornasol. Sus moléculas están conformadas por un átomo de hidrógeno, uno de carbono y otro nitrógeno.

Tiene un peso molecular de 27,026 gramos / mol. Su punto de fusión de -13,28 °C y de ebullición de 25,6°C. Posee una presión de 82,6 KPa a unos 20 °C.

Se ioniza en agua, lo que significa que pierde un electrón, y la molécula de cianuro de hidrógeno tiene una carga positiva.

Una propiedad inusual del cianuro de hidrógeno es su olor. El líquido tiene un claro olor a almendras amargas.

El olor es detectable entre 2 a 10 PPM. Aunque algunas personas no pueden detectar el olor del ácido prúsico. La capacidad de detectar el olor de almendra amarga es un rasgo genético presente entre un 70 a 80% de los humanos.

Como resultado, el olor almendrado amargo no es una forma estándar para detectar la presencia del cianuro de hidrógeno.

Te podría interesar: Fuente natural de cianuro en plantas

Origen del ácido prúsico

Parecerá extraño pero el cianuro de hidrógeno se encuentra naturalmente en frutas con hoyos en ellas. 100 gramos de semillas de manzana producen 10 miligramos de HCN. Plantas como el trébol blanco y las hortensias también lo producen naturalmente.

De hecho se han encontrado trazas de HCN en unas 2000 especies vegetales. Algunos insectos, como las polillas y los milpiés, utilizan esta sustancia química como un mecanismo de defensa natural.

De acuerdo con el programa Internacional de Seguridad Química IPCS INCHEM el HCN se puede producir y liberar a la atmósfera por la combustión incompleta de polímeros que contengan nitrógeno, como ciertos plásticos, poliuretanos y la lana.

El cianuro de hidrógeno está presente incluso en el humo del cigarrillo, no obstante en concentraciones que no resultan tóxicas ante exposiciones agudas.

El HCN al igual que otros cianuros tiene el potencial de ser transportado por largas distancias desde sus respectivas fuentes de emisión.

Inflamabilidad y toxicidad del HCN

El cianuro de hidrógeno es un líquido altamente inflamable. Se mezcla efectivamente con el aire y puede ser un catalizador para compuestos explosivos.

El HCN es inflamable a partir del 5,6% de concentración en el aire. Su punto de ebullición es de 78 grados Fahrenheit (25,6 °C) es inflamable a temperaturas por encima de 0 °F (-17,77 °C).

El ácido prúsico se evapora fácilmente (o hierve) incluso a temperatura ambiente, sus vapores son un tanto más ligeros que el aire. Deben tomarse medidas extremas en su manipulación y almacenaje pues la exposición a leves incrementos de temperatura en recipientes cerrados puede provocar la explosión.

El cianuro de hidrógeno puede ser fatal para los humanos por cualquier vía de contacto a concentraciones superiores a las 50 partes por millón.

Los límites de exposición permisibles para los humanos son de 10 partes por millón en el aire. A tal nivel de exposición las personas no deberían experimentar ningún efecto secundario médico importante. Entre 10 y 50 partes por millón, los seres humanos pueden experimentar efectos secundarios.

SI la piel llegase a absorber cianuro de hidrógeno, puede resultar en inflamación ocular. Una exposición mayor puede resultar en lesiones cerebrales o la muerte de la víctima, pues afecta las enzimas en los pulmones durante la respiración.

Los síntomas inmediatos a una exposición por arriba de las 10 PPM según la PubChem pueden incluir:

  • Cambios de personalidad o pérdida de memoria.
  • Asfixia, debilidad y agotamiento
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vomito
  • Aumento de la frecuencia cardiaca y respiratoria

Te puede interesar: ¿Cómo quitar el cianuro del agua?

Usos del HCN

El cianuro de hidrógeno es tan tóxico que su uso se extendió a la cámara de gas para ejecuciones de prisioneros.

Aunque no todo es negativo o perjudicial respecto al HCN, este se usa en la industria química para la producción de sustancias como: adiponitrilo, agentes quelantes como el EDTA disódico, cianuro de sodio y potasio, cloruro de cianuro, metacrilato de metilo y metionina.

Es empleado en los procesos de producción de tintes, explosivos y algunos polímeros.

El cianuro de hidrógeno también tiene usos en la industria de la fumigación, con él se desinfectan barcos, vagones, grandes edificios, silos de granos y molinos, se usa para sanear guisantes y otras semillas.

Todos estos procesos cumplen estrictos protocolos de seguridad en cuanto a manipulación y almacenaje para el HCN.