Cómo preparar reactivos químicos

Escrito por Sean Lancaster ; última actualización: February 01, 2018
Martin Poole/Stockbyte/Getty Images

Reactivo es un término general usado para referirse a soluciones o sustancias que se requieren para llevar a cabo una reacción particular. Cada reactivo se especializa para una determinada prueba de reacción. Para preparar los reactivos en el laboratorio, es necesario comprender sus propósitos y la química detrás de sus protocolos de preparación. Cada protocolo sirve para preparar un reactivo que trabaja con los otros componentes de la muestra. Se utilizan diferentes métodos para preparar reactivos, dependiendo de si son reactivos sólidos o líquidos.

Preparación de reactivos sólidos

Consigue el protocolo de los ingredientes en el reactivo. Preparar reactivos es muy similar a trabajar en una cocina y preparar un pastel. Se requieren ingredientes específicos y las determinadas formas en las que ellos se combinan.

Reúne todos los ingredientes requeridos por el protocolo. La mayoría de los laboratorios tienen grandes cantidades para usar en la mezcla de reactivos.

Prepara los ingredientes para tu reactivo, como macerar hasta pulverizar o fundir un sólido. Muchos reactivos tienen un orden específico para la adición de cada componente para lograr el resultado correcto.

Empaca el reactivo en la forma requerida por el cliente, si se trata de un estudiante, investigador o de otro tipo de cliente.

Preparación de reactivos líquidos

Consigue el protocolo para la preparación del reactivo. Asegúrate de tener todos los detalles relativos a la elaboración del reactivo, por ejemplo, el grado de agua u otro disolvente requerido. Agua de grifo, destilada o desionizada son todas ellas posibles disolventes que por lo general se requieren para los reactivos.

Arregla los componentes necesarios para preparar el reactivo. Esto incluye material de vidrio de tamaño adecuado para contener la cantidad de los reactivos a preparar.

Completa cada paso del proceso de mezclar el reactivo antes de pasar a la siguiente etapa del proceso. Muchos reactivos requieren de un calentador y/o un agitador magnético para ayudar a disolver los productos químicos.

Realiza la dilución final del reactivo hasta el final para obtener la concentración correcta. A menudo, las concentraciones de los reactivos son tan bajas que debes preparar una solución de mayor concentración que debes diluir a una menor concentración antes de que esté terminada.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Martin Poole/Stockbyte/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article