Cómo preparar un auténtico cannoli italiano

Escrito por A.J. Andrews ; última actualización: February 01, 2018
Los cannoli son ideales para tomarse como bocadillos o como un postre simple, pero elegante, para después de comer.

Los cannoli, un ícono de la cocina italiana, son originarios de Sicilia donde se preparan y sirven comúnmente en ocasiones especiales. El cannoli tradicional tiene un relleno a base de crema endulzada y batida aderezada con un toque de canela, queso ricotta y nueces picadas. A pesar de que la cubierta de un cannoli puede preparase con anticipación y almacenarse hasta por tres días en un recipiente hermético, es ideal rellenarlas tan pronto como se terminen de freír para que conserven su textura crujiente y hojaldrada.

Relleno

Bate la taza de crema entera en un tazón para eliminar los grumos, añade el queso ricotta y bate hasta suavizar.

Vierte los pistaches, las avellanas, y el azúcar de repostero, la canela y el chocolate fundido hasta incorporar.

Llena la manga con el relleno y colócalo en el refrigerador hasta que esté listo para su uso.

Cubierta

Mezcla la harina, el polvo para hornear, la sal y el azúcar granulado en un tazón no reactivo. Añade la yema del huevo y el vino tinto al tazón y mezcla hasta que se forme una masa uniforme.

Crea bolas de masa compactas y envuélvelas con la película adhesiva. Deja que la masa repose por una hora.

Enharina ligeramente la superficie de trabajo y coloca la masa para cannoli sobre ella. Amásala para que adquiera un espesor de 1/8 de pulgada (0.32 centímetros). Corta la masa en círculos de 5 pulgadas (12.7 centímetros) de diámetro usando el molde pastelero o un cuchillo.

Coloca un termómetro en la cacerola y añade 3 pulgadas (7.62 centímetros) de aceite de canola. Caliéntalo a flama media alta hasta que alcance los 350°F (176°C).

Coloca la masa cerca del área de trabajo. Coloca el molde tubular para cannoli en la parte baja del círculo de la masa (en la posición de las 6 en punto del reloj). Envuelve el borde inferior alrededor del molde y hazlo girar hacia adelante haciendo que la masa lo envuelva. Presiona suavemente sobre el borde que se sobrepone hacia el otro borde en el punto donde se juntan. Aplica una capa delgada de claras de huevo en el punto que acabas de presionar para unir los bordes de la masa. En este punto la cubierta del cannoli se parece a un trozo de masa circular que envuelve un tubo de acero inoxidable (el molde del cannoli).

Fríe las cubiertas del cannoli hasta que adquieran un tono café dorado, algo así como dos minutos. Voltea los cannoli continuamente durante el proceso. Coloca las cubiertas en un platón con toallas de papel, retira los moldes de su sitio y apártalos. Rellena las cubiertas tibias con tu relleno tan pronto como sea posible, y termina espolvoreando algo de azúcar.

Referencias

Sobre el autor

A.J. Andrews' work has appeared in Food and Wine, Fricote and "BBC Good Food." He lives in Europe where he bakes with wild yeast, milks goats for cheese and prepares for the Court of Master Sommeliers level II exam. Andrews received formal training at Le Cordon Bleu.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article