Planchas de cerámica vs. planchas de acero inoxidable

Escrito por Karina C. Hernandez ; última actualización: February 01, 2018

Las planchas son aparatos de uso cotidiano que a veces damos por sentado que conocemos en su totalidad. En realidad, nadie le gusta planchar la ropa, incluso con las herramientas de vapor con una tecnología avanzada de hoy en día. Las planchas han recorrido un largo camino desde aquellos dispositivos de presión pesados ​​que una vez quemaban las manos de muchas mujeres ya que se calentaban directamente en el fuego.

Acero inoxidable

La mayoría de las planchas tienen una placa de acero inoxidable. También conocida como inox, este acero de aleación contiene entre 10 a 30 por ciento de cromo lo cual lo hace resistente a la corrosión y resistente al calor.

Cerámica

Algunas planchas tienen una capa de cerámica sobre el metal de aluminio o sobre la suela de plástico. La cerámica es un material inorgánico, generalmente de barro, que se vuelve duro y quebradizo cuando se calienta. Una capa de cerámica se une o se hornea sobre la placa.

Beneficios de la cerámica

La cerámica es un buen conductor del calor y ayuda a distribuirlo de manera uniforme sobre toda la superficie que cubre. Es durable, elimina la estática y evita que la ropa se pegue a ésta a una temperatura alta.

Beneficios del acero inoxidable

El acero inoxidable es un metal duradero e higiénico ya que se puede limpiar fácilmente. Éste permite la distribución uniforme del calor.

Limitaciones

Las placas de cerámica de baja calidad pueden desgastarse o pelarse con el tiempo. Las planchas de acero inoxidable pueden pegarse a las etiquetas o adherirse a la ropa a altas temperaturas. Ambos tipos son propensas a engancharse o a fundir materiales finos y ligeros como la seda a altas temperaturas.