Cómo hacer una pipa de vidrio casera

Escrito por Eric Brown ; última actualización: February 01, 2018
deep-red glass pot and glass blue balls image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

Sustancias como el tabaco han sido fumadas en todo, desde papel hasta cuernos. Muchos entusiastas del tabaco coinciden en que hacerlo en vidrio es, por mucho, uno de los mejores métodos de fumar tabaco. De esta manera no se altera el sabor como muchos otros materiales lo hacen. Materiales como la madera o el metal pueden añadir su propio humo, gases o vapores que pueden alterar el sabor del tabaco y ser potencialmente peligrosos. Aunque el vidrio puede ser difícil de trabajar, puedes aprender cómo hacer pipas de vidrio para tabaco caseras.

Colócate los lentes de protección, ropa de trabajo y los guantes antes de comenzar. Haz hacia atrás cualquier cabello largo que pueda meterse en el camino. Si tu cabello está por debajo de los hombros, puedes detenerlo en la parte posterior de tu playera para evitar que sea chamuscado o quemado.

Prepara los materiales en un lugar lejos de materiales flamables que no esté demasiado frío. El vidrio se puede reventar si se enfría demasiado rápido después de ser calentado.

Enciende tu soplete y ajusta la flama de gas MAPP para que tengas una punta fina en el extremo de la flama. Comienza a calentar el extremo cerrado de tu tubo de vidrio. Quieres asegurarte de que tu tubo de vidrio tenga un extremo cerrado.

Sopla en el extremo opuesto de tu tubo de vidrio para comenzar a crear el tazón. Asegúrate de calentarlo uniformemente, de manera de que cuando soples, luzca parejo. Sigue soplando tu tazón hasta que tenga el tamaño que te satisface. Recuerda, entre más largo sea el tazón, más delgada será la pared. Permite que tu pipa se enfríe un poco.

Calienta un punto pequeño en el extremo exterior del tazón para hacer un agujero por donde pase el humo. Sopla fuerte desde el otro extremo hasta que aparezca un pequeño agujero. Permite que tu pipa se enfríe un poco.

Calienta el área alrededor del agujero pequeño lo suficiente como para poder plegar el vidrio. No quieres que se haga líquido o lo arruinarás. Presiona suavemente con la vara de carbón en el área calentada hasta que formes una depresión útil para un tazón. Asegúrate de que el agujero esté en la parte inferior de la depresión. Permite que tu pipa se enfríe un poco.

Calienta un punto pequeño en el borde exterior de tu tazón para crear un carburador. Sopla fuerte en el otro extremo hasta que un agujero pequeño parezca. Utiliza tu vara de carbón para bloquear el aire que sale a través del agujero dentro del tazón. Permite que tu pipa se enfríe un poco.

Calienta el extremo abierto de la pipa y funde cualquier borde rugoso. Esta es la boquilla, así que quieres que sea lo más suave posible. Permite que se enfríe completamente. Tu pipa ahora está lista para usarse.

Consejos

Puedes templar tu pipa en un horno para reforzar cualquier área que se haya debilitado en el proceso. Prueba utilizar vidrio de colores o añadir colorantes de vidrio a tu pipa para añadirle valor estético.

Advertencias

El vidrio que se enfría demasiado rápidamente puede quebrarse o explotar. Asegúrate de que la pipa esté completamente fría antes de quitarte el equipo de seguridad.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • deep-red glass pot and glass blue balls image by Maria Brzostowska from Fotolia.com
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article