Cómo calentar un líquido en un tubo de ensayo con un mechero Bunsen

Escrito por Benjamin Twist ; última actualización: February 01, 2018
Llenar demasiado un tubo de ensayo puede hacer que al hervir se desborde.

El calentamiento de líquidos en un tubo de ensayo es una técnica de laboratorio fundamental que es necesaria en una amplia variedad de experimentos. Si bien la técnica es bastante sencilla, hay métodos y precauciones importantes de seguridad que debes tomar cada vez que calientes un tubo de ensayo con un mechero Bunsen. Si no sigues el procedimiento correcto, puedes llegar a resultados experimentales inválidos, desperdiciando esfuerzos, romper equipos e incluso lesionarte de varias maneras como por ejemplo quemándote por las salpicaduras de líquido o cortándote con un tubo de ensayo roto.

Ponte las gafas de seguridad. Llena el tubo de ensayo hasta un tercio de su capacidad con el líquido que deseas calentar.

Abre la boquilla del mechero Bunsen para que fluya el gas, y luego enciéndelo con un fósforo o encendedor colocado en el borde del flujo del gas. Ajusta la boquilla para crear una llama azul limpia.

Mantén el tubo de ensayo en su soporte, tomándolo cerca de su parte superior. Mantenlo en la llama de manera tal que la punta de esta esté apenas debajo de la superficie del líquido. Suavemente sacude o gira el tubo de ensayo hasta que el líquido alcance la temperatura deseada.

Advertencias

Mantén la boca del tubo de ensayo apuntando siempre en dirección opuesta a ti y a otras personas que estén cerca. Nunca calientes el fondo del tubo de ensayo.

Sobre el autor

Benjamin Twist has worked as a writer, editor and consultant since 2007. He writes fiction and nonfiction for online and print publications, as well as offering one-on-one writing consultations and tutoring. Twist holds a Master of Arts in Bible exposition from Columbia International University.

Créditos fotográficos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article