Cómo pintar una tortuga

Escrito por Arnold Carreiro ; última actualización: February 01, 2018
BananaStock/BananaStock/Getty Images

Las tortugas son reptiles longevos y, comúnmente, se las encuentra en varias partes del mundo. Estos dóciles animales son utilizados como mascotas, y las especies de tortuga más amenazadas son ferozmente protegidas por la ley. No es ninguna sorpresa que los artistas deseen capturar estas criaturas únicas en una obra de arte. Las técnicas para pintar una tortuga no difieren mucho de las empleadas para pintar otros animales.

Estudia la tortuga que deseas pintar. Observa en detalle los rasgos del animal, la forma del cuerpo, textura y coloración. Las tortugas son animales cuadrados y bajos, adaptado para vivir en la tierra. Estos animales comparten muchos rasgos, incluyendo una caparazón abovedada, un pico romo hacia abajo y garras que usan para excavar madrigueras.

Planea tu pintura, dibujando varios bocetos sobre papel de impresión. No gastes más de un minuto o dos en esto, ya que los bocetos no son más que un borrador de lo que será tu pintura.

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Dibuja la tortuga en el lienzo u otra superficie para pintar. Emplea tanto detalle en el dibujo como desees para guiarte cuando empieces a pintar. Dibuja una telón de fondo para el reptil, si vas a crear una imagen realista.

Aplica pintura al dibujo. Pinta usando todos los colores que creas perfectos para tu obra. Para una tortuga realista, usa tonos marrón tierra y amarillos tenues. Sin embargo, puedes pintar la tortuga de cualquier color que desees. Muchos artistas prefieren romper con los conceptos establecidos, así que puedes dejarte llevar por tu lado salvaje cuando pintas.