Cómo pintar nuevamente una mesa de metal

Escrito por Contributor ; última actualización: February 01, 2018

Las mesas de metal, especialmente aquellas que se usan en los jardines y patios exteriores, se pueden oxidar y deteriorarse rápidamente por la exposición a distintos elementos. Deben revisarse periódicamente en caso de decoloración y corrosión, y luego limpiar y repintar en caso que sea necesario. Sigue estos pasos para remover el oxido de una mesa de metal antigua y vuelve a pintarla para que se vea como nueva.

Remueve el cristal superior y otros accesorios no metálicos unidos a la mesa.

Limpia todo el polvo, la suciedad y la grasa de la mesa, prestando especial atención a los rincones y las grietas. Revisa si hay burbujas u otras irregularidades, ya que estos son indicadores de corrosión bajo la superficie.

Usa la lima, la lija y el cepillo de metal para raspar y remover la pintura suelta y la corrosión. Extrae las burbujas e irregularidades y lija todas las áreas corroídas. Acaba con una lija de grano fino.

Limpia las áreas lijadas con un trapo húmedo hasta dejar el metal al descubierto. Deja que se seque.

Lija suavemente sobre la pintura vieja para favorecer la adhesión de la nueva pintura. Limpia toda la pintura suelta y las partículas de la lija.

Da vuelta la mesa sobre una tela desechable y rocía una capa de color en todas las áreas inferiores. Sigue las instrucciones de pintado del fabricante para rociar más de una capa. Deja que se seque.

Pon la mesa en posición vertical y rocía una capa de pintura en la parte superior. Rocía una segunda o tercera capa si así lo deseas. Deja que se seque.

Regresa el cristal superior y los otros accesorios, y ten la seguridad de que tu mesa de metal renovada te servirá bien durante algunos años más.

Consejos

Sigue las instrucciones del fabricante de la pintura en aerosol. Usa pintura en aerosol sólo en áreas que estén bien ventiladas. En lugar de pintura en aerosol, puedes usar pintura para metal liquida aplicada con una brocha. Reacondiciona los muebles de metal que están al aire libre tan pronto como detectes signos de corrosión. En lugar de un trapo húmedo para limpiar la pintura raspada y el oxido, usa un trapo empapado de vinagre o aguarrás. Si lo prefieres, aplica una resina epoxi o base para metal antes de pintar.

Advertencias

Evita rociar la pintura en un día con mucho viento debido a que las partículas podrían terminar en donde no las quieres. Por seguridad, siempre usa el equipo de protección: mascara anti polvo, guantes y protección para los ojos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Photos by Ruby Bayan
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article