La mejor manera de adherir metal a una tela

Escrito por Lane Cummings ; última actualización: February 01, 2018
Hay muchas opciones para pegar metal en una tela.

Cuando se trata de pegar metal o gemas falsas en una tela, tienes muchas opciones a tu disposición. Si bien más de un tipo de pegamento puede hacer el trabajo, deberás considerar la duración que requieres. También, los ítems específicos que estás usando.

Estrás y bisutería pesada

Cuando adhieras estrás y joyas pesadas a una tela, usa un pegamento fabricado especialmente para ese propósito. Este tipo de adhesivo está claramente rotulado y con frecuencia se vende en negocios de artesanías. Ten presente que no estás sólo pegando el metal a la tela, sino que también estás realizando un leve perímetro alrededor del metal en la tela. Deja que el pegamento seque antes de pasar a otra parte de la tela. Siempre debes probar el adhesivo sobre un trozo de tela para poder tener una idea del tiempo de secado y de con cuánta rapidez sale del aplicador para evitar manchar accidentalmente otras áreas.

Pegamento clásico en aerosol

Un pegamento clásico en aerosol es el mejor producto multipropósito cuando se trata de pegar metal a una tela, según afirman los creadores de thistothat.com, un sitio web de referencia que trata sobre la adherencia de todo tipo de materiales. Ten presente que cuando rocías un objeto metálico con este adhesivo para pegarlo a una tela, debes comenzar con una capa delgada y luego agregar otra, de ser necesario. Mantén una distancia de 6-8 pulgadas (15-20 cm) de distancia entre el atomizador y la tela para evitar empaparla. Cubre tu superficie de trabajo con hojas de periódico o cartulina para protegerla mientras rocías. Sostén el atomizador lo más vertical posible para obtener una cobertura pareja, y espera 30 segundos antes de ejercer presión en el objeto de metal sobre la tela una vez que lo has rociado. Eso le dará tiempo a la tela de absorberlo y tendrá más poder de adhesión.

Otros pegamentos

Los pegamentos instantáneos que vienen en pomos pequeños y que se venden en farmacias son perfectos para tenerlos en casa si necesitas hacer una reparación rápida que involucre pegar metal a una tela. No son una buena herramienta para proyectos grandes. Se pegan tan rápido, que es muy probable que se te peguen los dedos unos con otros. Además, los pomos tienden a secarse muy rápido si no se los cierra herméticamente. Usar pegamento caliente generalmente es bastante efectivo para los proyectos de artesanías, ya que es muy flexible. Para usar una pistola de pegamento caliente, introduce un pegamento en barra en la pistola caliente, que funciona a baterías o se enchufa al suministro eléctrico. Cada vez que aprietas el gatillo, sale una gota de pegamento caliente. Pero no siempre es duradero, y es posible que te quemes con esta herramienta si tocas la boca de la pistola o el pegamento.

Precaución

Cualquier pegamento contiene toxinas, de manera tal que debes asegurarte de que lo usas en un área bien ventilada o al aire libre, de ser posible. Particularmente, cuando usas pegamentos en aerosol, se recomienda que uses una máscara diseñada para vapores tóxicos.

Sobre el autor

Lane Cummings is originally from New York City. She attended the High School of Performing Arts in dance before receiving her Bachelor of Arts in literature and her Master of Arts in Russian literature at the University of Chicago. She has lived in St. Petersburg, Russia, where she lectured and studied Russian. She began writing professionally in 2004 for the "St. Petersburg Times."

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article