Como hacer un maniquí de tienda

Escrito por María Lorena Peralta ; última actualización: February 01, 2018
Photos.com/Photos.com/Getty Images

Si estás planeando abrir un negocio propio y te vas a especializar en la venta de indumentaria, seguramente necesitarás un maniquí para poder exhibir la ropa que vas a vender. Todas las personas que recién comienzan con una empresa, generalmente, cuentan con un capital muy reducido que destinan al alquiler del inmueble, la mercancía que van a ofrecer y los permisos para abrir el negocio. Si eres bueno en las manualidades, puedes construir tu propio maniquí con mucho ingenio y sin gastar demasiado dinero.

Instrucciones

Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images

Pídele a una amiga que te ayude para poder realizar el molde del maniquí sobre su cuerpo. Prepara a la persona para hacer la parte del torso del maniquí poniéndole una camiseta vieja de color claro y mangas largas. Elige una prenda que le quede lo más justa posible al cuerpo para evitar que la tela se arrugue o pliegue.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Toma las bolsas de plástico y comienza a cubrir el torso, el cuello y los brazos. Tu modelo debe estar parada, bien erguida y con los brazos levemente separados del cuerpo para poder envolver su cuerpo. Utiliza cinta de papel para ajustar el plástico y marcar bien el contorno del cuerpo.

Comstock/Comstock/Getty Images

Corta trozos de cinta americana de no más de 10 centímetros y comienza a pegarlos sobre las bolsas de plástico marcando las formas del torso y pon especial atención sobre el busto ya que es la parte más importante del maniquí femenino. Luego, continúa con el cuello y los brazos. Debes colocar varias capas de cinta hasta que el molde quede lo suficientemente firme.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Toma la tijera y corta, a lo largo, por la espalda y saca con cuidado los brazos. Veras que el molde quedará tieso y será más fácil trabajar sobre él. Utiliza otro poco de cinta americana para sellar la parte de atrás. Corta un trozo de cartón del tamaño de la cadera del maniquí y pégalo. Una vez que esté seco, comienza a rellenar por el hueco del cuello con tela, papel o algodón. Con otro trozo de cartón, cierra la parte de arriba del molde y los brazos.

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Cubre el molde con guata textil, pega, o cose los extremos para adaptar las formas. Procura que no queden pliegues ni arrugas. Finalmente, toma la tela rústica, cubre el molde y ve haciendo pequeñas puntadas para que se vaya adecuando. Luego, quítala con cuidado, cose a máquina y vuelve a poner la funda sobre el maniquí.

Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Realiza las pierna del maniquí. Viste a tu modelo con un pantalón ciclista largo, que se pueda cortar, envuélvela con bolsas plásticas desde las caderas hasta los tobillos y adáptalas a sus formas. Cubre el plástico con cinta americana y realiza los cortes a los costados de las piernas. Rellena, cubre y cose siguiendo el mismo procedimiento anteriormente explicado. Luego, une ambas partes, torso y piernas, cosiendo los bordes de la tela rústica.

Consejos

Puedes usar el maniquí recostado sobre las paredes de la tienda

Si quieres que el maniquí quede parado, puedes pegar los extremos de las piernas a una base de madera.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Photos.com/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article