Una manera rápida y fácil de limpiar la grasa sucia y el óxido de las herramientas

Escrito por April Dowling ; última actualización: February 01, 2018
La exposición al clima hace que las herramientas se oxiden.

Como las herramientas de calidad son una inversión, mantenerlas adecuadamente es importante. Las herramientas se ensucian inevitablemente con cada uso, algunas veces engrasándose. La tierra húmeda puede adherirse a las herramientas de jardinería como las paletas y las tijeras de podar, haciendo que crezca el óxido. La tierra, la grasa y el óxido arruinan la apariencia brillante de una herramienta y reducen su eficiencia. Cuidar adecuadamente de ellas no sólo preserva su atractivo estético, sino que aumenta significativamente su vida útil. Limpia la tierra, la grasa y el óxido adecuadamente de las herramientas con técnicas simples.

Utiliza antiparras para evitar que los fragmentos de tierra y el óxido se metan en tus ojos. Utiliza guantes para trabajo pesado para proteger tus manos contra el metal afilado.

Frota la tierra suelta y el óxido de la herramienta con un cepillo de alambre. Quita todo el material suelto del metal como sea posible.

Empapa la virulana en alcohol mineral. Frota la herramienta con la virulana empapada para limpiar la grasa y la suciedad.

Enjuaga la mugre separada y el alcohol mineral de la herramienta con agua. Deja la herramienta a un lado mientras preparas el removedor de óxido.

Esparce media taza de sal de mesa en un contenedor. Llena el contenedor con media taza de jugo de limón. Mezcla bien la solución artesanal.

Satura la virulana fina en la mezcla artesanal. Frota la virulana saturada sobre los puntos oxidados de la herramienta con movimientos circulares. La abrasividad de la sal de mesa combinada con la naturaleza ácida del jugo de limón quitará el óxido.

Continúa frotando la herramienta con la virulana y la mezcla artesanal hasta que quites completamente el óxido.

Enjuaga la herramienta libre de óxido con agua fresca. Seca bien la herramienta con toallas limpias.

Humedece el trapo limpio con aceite de semilla de lino hervido. Frota el aceite sobre la herramienta para evitar el óxido. Guarda la herramienta en el interior.

Consejos

Sustituye el agua enjabonada por alcohol mineral.

Advertencias

Los cepillos de alambres pueden rayar las herramientas pintadas haciendo que se oxiden.

Sobre el autor

April Dowling first started writing in high school and has written many news articles for newspaper and yearbook publications. She is currently pursuing a career as an online writer and affiliate marketer. Dowling writes for several websites and keeps many blogs.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article