Cómo limpiar el óxido del cromo

Escrito por Contributing Writer ; última actualización: February 01, 2018

El cromo oxidado en tu coche o en los enseres del hogar es algo muy desagradable a la vista. Pero no te preocupes. El óxido se puede eliminar fácilmente del cromo. El cromo es un recubrimiento metálico que realmente no se oxida. Cuando notes las marcas de óxido, puede significar que algo extraño en el recubrimiento se está oxidando o que el recubrimiento está rayado o astillado y el metal por debajo se está oxidando. Este último es más difícil o imposible de eliminar.

Usando un trapo húmedo, limpia el área oxidada y sécala suavemente.

Pon algo de pulimento limpiador sobre el área oxidada. Unta algo en el estropajo de fibras metálicas.

Frota el área oxidada con el estropajo de fibras metálicas. Haz movimientos suaves hacia delante y atrás. No pongas demasiada presión sobre el estropajo ya que esto puede causar arañazos innecesarios sobre el cromo. Si el estropajo se seca, añade un poco más de pulimento al otro lado y frota el área oxidada.

Después de un minuto aproximadamente, limpia el área con un trapo húmedo y sécalo suavemente. El óxido debería haberse ido. Si no es así, significa que el metal bajo el cromo está expuesto y se está oxidando. Si éste es el caso, no hay mucho que puedas hacer.

Pule el cromo usando un paño suave.

Dobla un trozo de papel de aluminio y sumérgelo en Coca-Cola.

Usando movimientos suaves hacia delante y atrás, frota suavemente las áreas oxidadas con el papel de aluminio empapado en Coca-Cola.

Después de que el óxido se haya ido, limpia el área con un trapo húmedo y sécalo suavemente. Luego, pule el cromo con un paño.

Consejos

Si pules el cromo regularmente, lo más probable es que no se forme el óxido.

Advertencias

Asegúrate de frotar la superficie muy suavemente. Tanto el estropajo de fibras metálicas como el papel de aluminio arañarán las superficies de cromo si frotas demasiado fuerte.