Cómo limpiar los controles de Xbox

Escrito por Tracy Moore ; última actualización: February 01, 2018
Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

Muchas horas de uso continuado pueden causar que en los controles de Xbox se pegue y recoja más aceite y suciedad de los dedos de un jugador. Esto interrumpe el juego cuando el control y el joystick dejan de responder, dejando al jugador frustrado. La limpieza de la palanca de mando y el resto del control es una tarea rápida utilizando elementos que muy probablemente ya tienes en tu casa, y te devolverá la palanca de mando y control en perfectas condiciones de trabajo.

Apaga y desconecta la consola y todos los controles antes de usar cualquier producto de limpieza en estos aparatos electrónicos.

Usa el paño de microfibra para limpiar todo el control, en torno a todos los botones y el joystick para eliminar el polvo y los residuos secos.

Rocía ambos extremos de un hisopo de algodón con un limpiador electrónico y limpia alrededor de la base de la palanca de mando, así como los botones.

Moja una punta de un hisopo de algodón limpio en alcohol y repite el mismo proceso para eliminar cualquier suciedad o agente de limpieza y aceite restante.

Enciende el control para probar el joystick y los botones. Repite este proceso si el botón continúa pegándose o no responde.