Cómo jugar el juego de cartas Reyes en la Esquina

Escrito por Megan Koos ; última actualización: February 01, 2018
Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Reyes en la Esquina, o Esquina de los Reyes, es un solitario multijugador de 2 a 6 jugadores. Puedes jugarlo con fichas de póker o de otro juego y una sola baraja de cartas. También puede ser jugado con un set de reyes en la esquina, que incluye cartas, fichas y una caja de plástico con ranuras para las cartas visibles.

Iniciando el juego

Divide las fichas entre los jugadores equitativamente.

Reparte siete cartas a cada jugador en el sentido de las manecillas del reloj.

Coloca las cartas restantes en el centro de la mesa. Esta es la pila para levantar cartas.

Levanta cuatro cartas de la pila del centro y colócalas hacia arriba, una a cada lado de la pila.

Pon a los Reyes en las esquinas

Coloca una ficha de tu pila en la banca. Sitúa la banca en un lugar al que puedan llegar todos los jugadores.

Juega cualquier carta de tu mano en cualquiera de las cartas boca arriba alrededor de la pila durante tu turno. Las cartas deben ser jugadas en orden descendente, alternando entre el rojo y el negro. Por ejemplo, si hay un 9 de tréboles visible, juega un ocho de corazones o diamantes.

Mueve una pila encima de otra si la carta del fondo se puede jugar en la pila de destino. Juega cualquier carta de tu mano en el espacio abierto para comenzar una pila nueva.

Juega el rey (K) inmediatamente si cogiste uno o te tocó uno desde el primer turno. Los reyes se colocan en las esquinas entre las pilas.

Continúa jugando cartas hasta que no hayan más opciones. Puedes optar por dejar de jugar cartas en cualquier momento durante tu turno. Si no puedes poner ninguna carta de tu mano o mover alguna pila, debes colocar otra ficha en la banca.

Toma una carta de la pila del centro al final de tu turno. Si esa carta es un rey (K), debes jugarlo inmediatamente. No cojas otra carta.

Continúa jugando hasta que a un jugador se le acaben las cartas de su mano, hasta que no quede ningún movimiento legal o hasta que no hayan cartas en la pila del centro. Este es el final de la mano. El jugador que jugó todas sus cartas es el ganador de la mano. El ganador coge todas las fichas en la banca y una ficha de cada jugador por cada carta que quedo en la mano de cada jugador.

Cuenta el número de fichas en la pila del ganador. Este es la puntuación total del ganador. Recoge todas las fichas y distribúyelas de nuevo equitativamente para comenzar otra mano.

Continúa jugando manos hasta que un jugador gane el juego al alcanzar 100 puntos.

Consejos

Existen muchas variaciones en las reglas. Otra forma de puntuar una mano es contar los puntos restantes de cada jugador, con las cartas con figuras valoradas en 10 puntos, las numeradas en 5 y los aces en 25. En esta variación, el jugador con el puntaje más bajo al final de un número predeterminado de manos, gana.

Juega sin puntos ni fichas. El jugador que se deshaga de todas las cartas en su primera mano es el ganador.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article