Instrucciones para hacer una pulsera de oración Mala

Escrito por Stephanie Rempe ; última actualización: February 01, 2018
Las mostacillas mala están comúnmente hechas de madera.

Una pulsera de oración Mala se utiliza en religiones orientales como el budismo y el hinduismo con un mantra durante la meditación para mantener la mente centrada. La palabra "mala" significa guirnalda o rosario, estas pulseras se componen generalmente de 27 cuentas hechas de madera de árbol de sándalo, árbol Bodhi (sabiduría budista), semillas, piedras preciosas o cristal. Mover las cuentas en una dirección específica ayuda a mantenerse centrado en el significado de tu mantra sin distraerse por recuento repetitivo.

Sostén la pulsera en tu mano preferida y permite que las cuentas cuelguen entre tu pulgar y tercer dedo.

Con el dedo medio, mueve las cuentas hacia tu cuerpo una a la vez, empezando por la que está en la cumbre, o sumera, mientras repites un mantra en voz baja y suave. La cuenta cumbre es o ligeramente más grande que las otras o está compuesta de tres perlas que se extienden desde el brazalete mala y se utiliza como un punto de partida para tu meditación. El mantra ayuda a mantenerse concentrado en la meditación. Como parte de la práctica, asegúrate de que el dedo índice no toque las cuentas.

Sigue moviento las cuentas, repitiendo un mantra por cada una, hasta que llegues a la cuenta de la cumbre. No cuentes esa mostacilla.

Voltea las perlas y comienza a moverte a través de las cuentas, repitiendo un mantra por cada una, hasta llegar a la cumbre de nuevo. Repite este proceso cuatro veces, la mala budista tradicional se compone de 108 cuentas.

Consejos

Usa una palabras de una o dos sílabas como tu mantra para ayudarte a mantener fácilmente tu concentración en la meditación.

Los que siguen la tradición hindú mantienen el brazalete en la mano derecha, mientras que otros, como los budistas tibetanos, creen que la mala debe ser colocada en la mano izquierda.

Sobre el autor

After attending the University of Missouri St. Louis, Stephanie Rempe worked as a documentation manager in the finance industry 10 years before turning to her first love, writing, which she's been doing professionally since 2008. She currently divides her time between Missouri and her fiance's hometown in Oregon. In addition to her freelance writing, Rempe is working on a romance novel and short stories.

Créditos fotográficos

bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article