Hazlo tú mismo: disfráz temático de Aladdin y el genio para hombres

Escrito por Lauren Griffin ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Ya sea que tu inspiración provenga del cuento árabe medieval, de la historia contemporánea o de una película, un traje de Aladdin o de genio promete ser atractivo y memorable para tu próxima fiesta de disfraces o Noche de Brujas. Los disfraces de Aladdin o de genio suelen ser fáciles y económicos de armar, muy cómodos y aseguran una buena impresión en cualquiera que te vea.

Aladdin

Coloca un par de pantalones blancos abolsados sobre la mesa. Mide suficiente elástico para envolver alrededor de tus tobillos y luego cose la parte inferior de cada pierna de los pantalones a un elástico, haciendo que la tela suelta se frunza en los dobladillos.

Corta un trozo de tela marrón de unos cuantos pies de largo y de 5 pulgadas (12,7 cm) de ancho para atar alrededor de tu cintura como una faja.

Aplica maquillaje a tus brazos, cuello y cara, que combinen con el tono de camiseta que usarás. Esto ayudará a simular la apariencia de un Aladdin sin camiseta. Una opción más simple es no utilizar camiseta tu tampoco.

Toma el chaleco y deshilacha algunas pulgadas de la parte inferior. El chaleco ya deshilachado debería llegar hasta la mitad de tus costillas.

Aplica pegamento caliente a un recipiente de papel descartable y cúbrelo con tela roja para hacer un sombrero de Aladdin. Aferra el sombrero a tu cabello con broches una vez que el pegamento haya secado.

Genio

Coloca los pantalones azules abolsados sobre la mesa. Cose algo de elástico al dobladillo para hacer que la tela se frunza.

Corta un trozo de tela roja de algunos pies de largo y de unas 5 pulgadas (12, 7 cm) de ancho para atar alrededor de tu cintura como una faja.

Pinta tu cara y cualquier parte visible de la piel de tus brazos y manos de color azul cielo con la pintura corporal. Viste una camiseta del mismo color o aplica pintura en tu torso completo. Termina el atuendo con un chaleco rojo corto.

Envuelve una bufanda de seda alrededor de tu cabeza para crear un turbante.

Advertencias

Ten cuidado de no meterla en los ojos cuando apliques la pintura en tu cara.