¿Qué es la forma rondó?

Escrito por Peggy Epstein ; última actualización: February 01, 2018
Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

La palabra “rondó” proviene de la palabra francesa “rondeau”, que significa “redondo”. En la música, un rondó es una forma que repite el tema principal una y otra vez. El rondó se ha convertido en una forma musical que es usada con frecuencia en el último movimiento de las sonatas clásicas, sinfonías y conciertos. Siendo el último movimiento, usualmente puede ser descrito como el punto climático de la obra y el tempo es casi siempre muy rápido.

Estructura

Las formas musicales con frecuencia son descritas usando letras del alfabeto para indicar la estructura de la pieza. ”A” es la sección de apertura o inicial. “B” y los temas subsecuentes son indicados por las letras alfabéticamente secuenciales. Una pieza que usa la forma sonata debe empezar con una sección “A”, seguida de la sección “B” y debe regresar a “A” para su conclusión. La forma rondó, sin embargo, puede agregar una “C” después de la segunda sección “A”. Otras secciones pueden ser agregadas después de cada retorno a la sección “A”. No importa cuántas secciones tenga la pieza, por ejemplo si la pieza es A-B-A-C-A, sigue siendo un rondó.

Historia

La primera forma de rondó apareció en Francia como música para piano en los años de 1600. En la parte final del siglo XVII, la forma rondó comenzó a aparecer con regularidad en la música orquestal, y para finales de los años de 1800 fue usado regularmente para el último movimiento de las sinfonías. La forma rondó fue muy utilizada en la música sinfónica de Mozart y Beethoven. Saint-Saens, Mendelssohn y Chopin continuaron escribiendo en forma rondó durante el siglo XIX. El rondó continúa siendo una forma popular en la música contemporánea.

Rondó clásico

La forma rondó en la música del clasicismo estaba fijada dentro de la forma A-B-A-C-A-B-A, haciendo A-B-A como un tema seguido por una sección C, que actúa como puente para el retorno de A-B-A. La forma puede representarse por la sección A que contiene notas rápidas seguida por B, una sección más lenta que regresa a A. La sección C ofrece nuevo material que contrasta con A y B. Algunos rondós concluyen con una coda, una corta sección final, que lleva la pieza a un cierre.

Primeros rondós

Las primeras formas de rondó pueden verse en las canciones del siglo XIII de los trovadores. Hay algunos ejemplos más avanzados de forma rondó que se remontan a los siglos XIV y XV. En algunos de los primeros rondós la longitud de cada sección no siempre era idéntica en cada sección. Una corta sección “A” podía ser seguida por una sección “B” mucho más grande y luego regresar a la “A” original. La sección “C” podía incluso tener una longitud diferente que las secciones “A” o “B”.

Rondó contemporáneo

Los compositores de mediados y finales del siglo XX continuaron usando el rondó en su música. Algunas veces la forma está hecha de manera tan compleja, como se escucha en Richard Strauss “Las alegres travesuras de Till Eulenspiegel”, que requiere de un análisis especial para descifrar en dónde comienzan y finalizan las secciones. En muchos ejemplos contemporáneos de rondó, el retorno a la sección “A” se vuelve una versión alterada cada vez que se vuelve a exponer.

Ejemplos

Un ejemplo del rondó del siglo XIV puede encontrarse en la obra de Machaut “Ma fin est mon commencement”, como se ve en Omnibus Music Scores. El rondó clásico puede escucharse en la Sonata para piano no. 9 de Haydn, y Para Elisa de Beethoven es un ejemplo del rondó clásico tardío. El concierto para violín de Prokofiev demuestra cómo se utiliza el rondó en la música clásica contemporánea.

Referencias

  • Strauss, Richard: Till Eulenspiegel’s Merry Pranks Op. 28; Minnesota Orchestra; EMI 1998 (Richard Strauss: Las alegres travesuras de Till Eulenspiegel op. 28; orquesta de Minnesota, EMI 1998)
  • Haydn, Franz J.: The Piano Sonatas; John McCabe; 1995 (Franz J. Haydn: sonatas para piano; John McCabe; 1995)
  • Strauss, Richard: Till Eulenspiegel’s Merry Pranks Op. 28; Minnesota Orchestra; EMI 1998 (Richard Strauss: las alegres travesuras de Till Eulenspiegel op. 28; orquesta de Minnesota; EMI 1998)

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article