Experimentos mezclando agua y aceite

Escrito por Jennifer Dick ; última actualización: February 01, 2018
Ryan McVay/Lifesize/Getty Images

El agua y el aceite son artículos domésticos muy comunes que puedes usar para hacer experimentos de densidad. Como tienen diferentes densidades en función con el estado de la materia, estos experimentos ayudarán a comprender este concepto a aquellos que realizan experimentos sencillos. Puedes empezar con un experimento básico y luego alterar ligeramente algunos factores para obtener diferentes resultados.

Colorante de comida

Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Para empezar este experimento, sólo necesitas una botella de plástico transparente de 16 ó 20 oz. (500 ó 600 ml.), agua, tu aceite de cocina predilecto y un poco de colorante de comida. Vierte agua y aceite a tu gusto en la botella. Agrega varias gotas de colorante, tapa la botella y dale una buena agitada. Observa lo que sucede mientras el agua y el aceite se asientan: El colorante sólo se adhiere a las moléculas de agua, pero no a las del aceite, éste último se empieza a separar y queda en la superficie del agua. Esto ocurre porque el agua y el aceite tienen diferentes densidades y estructuras moleculares.

Congelamiento

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Vierte la cantidad de agua y aceite que desees en una botella de plástico transparente, asegurándote de dejar un espacio libre (esto será importante para los resultados). Deja que el aceite suba a la superficie, entonces tapa la botella y métela al congelador unas cuantas horas. Observa cómo cambian las densidades del agua y el aceite mientras desciende la temperatura. Saca la botella del congelador y observa como el agua congelada ahora está encima del aceite. Esto sucede porque la densidad del agua cambia al solidificarse. Además, el agua se expande cuando se congela, por eso es importante que no llenes la botella y dejes un espacio libre: para prevenir que se derrame.

Detergente para platos

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Vierte la cantidad de agua y aceite que desees en una botella de plástico transparente. Agrega varias gotas de colorante para comida, luego, tapa y agita la botella. Observa cómo reaccionan los líquidos entre sí. Una vez que se han asentado, añade varias gotas de detergente para platos a la mezcla. Tapa y agita la botella de nuevo. Observa los cambios en el experimento ahora que añadiste el detergente: La mezcla empieza a emulsionarse porque el detergente cambia la estructura molecular de ambos líquidos, provocando que se adhieran más.

Lámpara de lava

Photodisc/Photodisc/Getty Images

Llena aproximadamente tres cuartas partes de la botella con aceite de cocina, entonces llena el resto con agua. Añade varias gotas de tu colorante favorito a la mezcla. Vierte la octava parte de una pastilla efervescente antiácida y observa la reacción que tiene la tableta en la mezcla. El agua asciende a la superficie a través del aceite y se hunde de nuevo, creando un efecto similar al de una lámpara de lava. Las pastillas efervescentes introducen dióxido de carbono en la mezcla, así que el agua emerge junto con el gas. Cuando las burbujas estallan, el agua se hunde de nuevo.