Cómo esterilizar placas de Petri

Escrito por Travis Wampler ; última actualización: February 01, 2018
Esterilizar placas de Petri.

Las placas de Petri son un elemento común que se encuentra en los laboratorios de ciencias tanto profesionales como educativos. Desafortunadamente, las restricciones de presupuesto llevan a las compañías y establecimientos educativos, como los laboratorios de biología de secundarias y universidades, a rehusarse a las placas de Petri. La desventaja de rechazar los discos de Petri es el aumento en las posibilidades de contaminación del cultivo del experimento actual con restos del experimento anterior. Sin embargo, hay varios métodos de esterilización disponibles dependiendo de que tus placas de Petri sean de vidrio o de plástico.

Esterilizar placas de Petri

Enciende y precalienta el horno eléctrico esterilizador de aire caliente a 160 grados C.

Con un paño suave no abrasivo, jabón de vajilla antibacterial y agua tibia, limpia y enjuaga suavemente las placas de Petri. Las placas de Petri deben quedar libres de residuos.

Seca las placas de Petri con un paño seco suave no abrasivo. Hazlas a un lado.

Coloca las placas de Petri en el horno esterilizador, boca arriba. Coloca el temporizador en dos horas.

Luego de dos horas, apaga el horno y deja que se enfríe antes de quitar las placas de Petri de vidrio.

Quita las placas de Petri del horno con lengüetas de laboratorio estériles. No dejes que tus dedos ni ningún otro material no esterilizado toque las placas de Petri ya esterilizadas.

Guarda las placas de Petri en un sitio estéril hasta su próximo uso.

Esterilizar placas de petri de plástico

Mezcla media taza de cloro (cualquier solución de 10 por ciento de detergente funcionará) con 4 tazas y media de agua tibia de la canilla. Puedes mezclar más o menos de la solución de esterilización recordando que es una parte de detergente para nueve partes de agua. Haz la mezcla a un lado.

Con un paño suave no abrasivo, jabón de vajilla antibacterial y agua tibia, limpia y enjuaga suavemente las placas de Petri de plástico. Éstas deben quedar libres de todo residuo, incluyendo jabón.

Coloca las placas de Petri en la solución estéril de detergente, de a una por vez, durante unos dos minutos cada una.

Con lengüetas estériles de laboratorio, quita la placa de Petri de la solución. Deja que se seque al aire por unos segundos y colócala en un tazón con alcohol de limpieza.

Quita inmediatamente la placa de Petri del alcohol de limpieza con otro par de lengüetas estériles de laboratorio y colócala en una superficie sanitaria para que se seque al aire.

Guarda las placas de Petri esterilizadas en un área estéril hasta su próximo uso.

Consejos

Si estás esterilizando en tu casa, puedes utilizar tu horno de convexión y una placa de galletas para higienizar las placas de Petri, en lugar de un horno eléctrico de aire caliente.

Esterilizar placas de Petri de vidrio depende de la temperatura del horno. Se recomienda poner el horno a 160 grados C por una o dos horas, o a 180 grados C por 20 minutos.

Advertencias

Si tu experimento requiere un cultivo 100 por ciento puro y utilizas placas de Petri de plástico, es mejor utilizar placas nuevas esterilizadas de fábrica.

No reutilices placas de Petri si tu experimento implica el uso de patógenos vivos. El riesgo de contaminación cruzada es muy alto.

Sobre el autor

Travis Wampler began his writing career along America's forgotten highway, Route 66. His research received awards from the Association of American Geographers. Wampler has written comprehensive plans and grants for city planning departments and agencies. He holds a Bachelor of Science in geography from Southwest Missouri State University and a master's degree in information systems from the University of Phoenix.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article