Cómo enseñar escultura a los niños

Escrito por Rose Wright ; última actualización: February 01, 2018
Katy McDonnell/Digital Vision/Getty Images

La escultura en una forma de arte utilizada en la expresión y representación de perspectivas personales, cambios ambientales y preocupaciones de orden social como la moral, la religión y la política. Los escultores utilizan sus manos para crear obras de escultura, mediante diversos medios; piedra blanda, arcilla, papel maché, alambre, madera y metal, dependiendo de la preferencia y del nivel de experiencia. Sin embargo, los niños de entre 3 y 10 años prefieren trabajar con arcilla o plastilina porque es más suave y más fácil de usar. A medida que crecen, pueden decidir utilizar otros medios, como alambre.

Presenta el arte a los niños diciéndoles los materiales que pueden utilizar y las distintas cosas que pueden hacer. Evita utilizar términos difíciles o narrar el contexto histórico a la hora de enseñar a los niños más pequeños. También ayuda utilizar imágenes de esculturas en distintos medios como ejemplos.

Haz que los niños participen de una sesión de preguntas y respuestas sobre temas de "yo y mí": cosas preferidas, familia, sentimientos y pasatiempos para liberar la tensión y ayudarlos a relajarse. Esto les da ideas de cosas para moldear y crear, como mascotas, juguetes favoritos y emociones.

Enséñales a tus alumnos a formar una masa de arcilla de tamaño cómodo y que la hagan rodar entre sus manos antes de colocarla sorbe la mesa. Dependiendo de la edad, enséñales a crear los objetos ya sea adhiriendo partes o moldeando una pieza sola. Los niños de entre 3 y 7 años crean cosas en forma natural uniendo partes.

Pasea por el aula para observar las esculturas y pregúntales a los niños sobre lo que están creando; la relación de tamaño, forma, textura y punto de vista. Escucha sus respuestas para obtener sus observaciones e interpretaciones.

Pídeles que escriban una breve historia sobre su creación contando la fuente de su inspiración, las razones de su elección de medio o lo que sienten sobre la obra.

Agrega un aspecto interesante a tu lección para que la lección les resulte divertida y educativa. Por ejemplo, al final de la clase, toma fotografías de las obras que hicieron y pégalas en un álbum de recortes. Esto te ayuda a registrar el progreso de los niños después de cada escultura.

Consejos

Ten cuidado de no criticar sus esculturas; en cambio, halágalos y sugiéreles maneras en las que podrían modificar ciertos aspectos de sus obras.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Katy McDonnell/Digital Vision/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article