Cómo encordar un viejo charango de armadillo

Escrito por Athena Murphy ; última actualización: February 01, 2018
Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images

El charango es un laúd con fondo cóncavo originario del Perú. La historia del charango es motivo de debate entre historiadores, académicos e interpretes tradicionales por todo el Perú y Bolivia. Existe poca documentación verificable sobre el charango. La mayor parte de su historia existe sólo de forma oral y está plagada de chistes, mitos y "cuentos" creados por los interpretes del charango por siglos. Incluso el pequeño tamaño y la forma del cuerpo, que pude estar hecho de madera o de un caparazón de armadillo, sirven para crear chistes políticos sobre la historia del Perú.

Coloca las cuerdas sobre una superficie de trabajo de izquierda a derecha con el siguiente orden: Sol/Sol, Do/Do, mi/Mi, La/La, Mi/Mi.

Determina la dirección de encordado de cada uno de las diez clavijas de afinación. Coloca el devanador de cuerdas en la clavija más abajo del lado izquierdo del mástil. Libera la tensión de la cuerda. Quita la cuerda de la clavija y el cordal. Repite con las otras nueve cuerdas.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Pasa el extremo de la cuerda Sol a través del agujero más a la izquierda del cordal. Tira de la cuerda por encima del mástil. Pasa el cabo a través del agujero en la clavija más abajo en el lado izquierdo de la pala. Repite con las demás cuerdas y clavijas, progresando en el sentido de las agujas del reloj alrededor de la pala en el siguiente orden: Sol, Do/Do, mi/Mi, La/La, Mi/Mi.

Tira de las cuerdas en las clavijas hasta tensarlas. Gira el afinador tres vueltas. Revisa que la cuerda mantenga la tensión alrededor de la clavija.

Usa el afinador para ajustar la afinación de cada una de las cuerdas.

Consejos

Si tu charango tiene clavijas en el cordal, usa cuerdas con bola para encordarlo. Si el cordal no tiene clavijas, aprende como anudar correctamente las cuerdas antes de encordar el instrumento.

Las cuerdas se estira, relajan, aflojan y pierde la afinación con frecuencia después de colocarlas. Dale al charango y a las cuerdas unos días para que se ajusten. Esto no significa que haya algo malo con las cuerdas. Es normal que las cuerdas nuevas se estiren y desafinen.

Después de encordar revisa que no haya zumbidos, golpeteos o que las cuerdas toquen los trastes en el mástil. Si las cuerdas tocan el mástil, el charango requiere un ajuste.

Advertencias

No aprietes de más las cuerdas, pues podrían romperse. Prepárate para afinar constantemente después de cambiar las cuerdas.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Geniolandia con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Geniolandia, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Tom Brakefield/Stockbyte/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article