Cómo encender un fósforo con los dedos

Escrito por Alex Huebsch ; última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Durante siglos, los fósforos se han utilizado para encender el fuego. Hay dos tipos: los de seguridad y los que se encienden en cualquier lugar. Los primeros vienen en una caja y para encenderlos se frotan contra la caja. Para los segundos puedes usar cualquier superficie áspera. Estos últimos incluso pueden encenderse con los dedos, de ahí, que ésta sea una forma rápida y eficaz. Esto también funciona como broma de una fiesta.

Frota los fósforos en cualquier lugar y con los dedos

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Sostén el fósforo con el pulgar y el dedo medio de una mano. Asegúrate de que lo sostienes con fuerza.

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Sostén la cabeza del fósforo entre el pulgar y el dedo medio de la otra mano, de manera que cuando tires, este se deslice a través de los dedos contra la huella dactilar. Esto aumentará la fricción y la posibilidad de frotarlo.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Tira del fósforo a través de los dedos y mientras lo sostienes del palo este debe encenderse. Si no lo hace, procura secarte los dedos o frótalo contra un material áspero como la arena.

Fósforos de seguridad y una caja

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Abre la caja y flexiona un fósforo hacia el borde inferior de la caja. Continúa doblándolo afuera sobre la caja sin que se rompa.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Flexiona el fósforo a lo largo de la caja, de tal manera que la cabeza toque la tira que cubre la parte exterior de la caja.

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

Sostén con el pulgar la cabeza del fósforo que has colocado contra la tira y coloca el dedo medio en el otro lado para que la caja se mantenga firme entre los dos dedos.

Comstock/Comstock/Getty Images

Sujeta el fósforo con los dedos para que cuando frotes la cabeza contra la tira, este se encienda.

Consejos

Inténtalo varias veces si la primera vez no funciona.

Asegúrate de que tus dedos no estén húmedos o no tengan algún líquido o loción, porque el cerillo necesita una superficie áspera y seca.

Advertencias

Frota los fósforos rápido porque si juegas con fuego puedes quemarte.